Conceptos básicos de Estadística

Conceptos básicos de Estadística

GRADO EN ECONOMÍA POR 2.700€ Grado completo Online

SOLICITAR INFORMACIÓN 

Los caracteres objeto de estudio en los elementos de una población se clasifican segñun su forma de presentación en cuantitativos y cualitativos. Esta clasificación es muy importante, puesto que los métodos estadísticos de análisis varían según su tipo.

Los cuantitativos llamados variables son aquellos que se expresan mediante números como, por ejemplo, la estatura o el peso de los individuos. Los diversos números que puede tomar una variable reciben el nombre de valores, datos u observaciones.

Los caracteres cualitativos, a su vez, se denominan atributos y son aquellos que se describen mediante palabras como, por ejemplo, la profesión, el nivel de estudios o la nacionalidad. En este caso, se habla de modalidades o categorías ante distintas presentaciones de un mismo atributo.

Dentro de las variables, es posible distinguir entre variables discretas y continuas. Una variables es discreta cuando sólo puede tomar valores enteros (resultado de contar), como por ejemplo, el número de hijos por mujer (uno, dos, tres…). Una variable es continua cuando puede tomar cualquier valor real (resultado de medir), como por ejemplo, la estatura de los individuos (1.65; 1.72; 1.685…). Si la variable es discreta entre dos valores cualesquiera, solo pueden aparecer un numero finito de valores. En la variable continua, por el contrario, podrían darse infinitos valores, dependiendo de la precisión de la unidad de medida.

Dentro de los atributos también es posible diferenciarlos en dos clases; ordinales y nominales. Cuando se puede establecer un orden entre las distintas modalidades se habla de atributo orginal. Por ejemplo, si hablamos del nivel de estudios y establecemos tres categorías sucesivas (estudios primarios, secundarios y superiores), podemos jerarquizar estos según una escala numérica. Cuando no es posible establecer ningún tipo de ordenación entre las modalidades, se habla de atributo nominal. Un ejemplo de este tipo puede ser el color de la piel, y aún en ese caso será posible un cierto tratamiento cuantitativo mediante la introducción de un tipo especial de variable denominada variable ficticia.