Criterios de seleccion de proyectos

Criterios de seleccion de proyectos

CRITERIOS DE SELECCIÓN DE PROYECTOS

Posteriormente a la actualización de beneficios y costes ha de procederse a la selección de proyectos. En el marco del análisis coste-beneficio, la ordenación o jerarquización de estos proyectos puede facilitar una adecuada elección entre ellos, e implica la necesidad de seleccionar un criterio ad hoc. En estricto paralelismo con el comportamiento inversor de la empresa privada, se han sugerido cuatro criterios alternativos a tales efectos: el valor neto actual o diferencia entre beneficios y costes actualizados de cada proyecto, la ratio o relación por cociente entre beneficios y costes, la tasa de rentabilidad interna de cada proyecto y el periodo medio de retorno.

 

 

·         Valor neto actual (B – C)

Para la mayoría de los analistas, este es el criterio más correcto para aceptar y seleccionar proyectos. De acuerdo con él, cualquier proyecto público será aceptable solo si el valor actual de sus beneficios supera el valor actual de sus costes, esto es, si su valor neto actual (VNA) es positivo o superior a cero.

Por añadidura, si ha de elegirse entre proyectos considerados mutuamente excluyentes, la elección deberá recaer en aquel que presente mayor VNA; es decir, aquel que aporte más beneficios netos a la sociedad.

·         Ratios beneficios-costes (B/C)

De acuerdo con este criterio, un proyecto será aceptable si la ratio del valor actual de los beneficios respecto al de los costes (B/C) es superior a la unidad y, a su vez, el mejor proyecto será aquel que proporcione un mayor beneficio por unidad de coste.

De él se ha afirmado que, si bien se trata del criterio más utilizado en el mundo empresarial, su aplicación no resulta apropiada en el ámbito del análisis coste-beneficio, ya que puede generar confusiones en la ordenación y selección de proyectos.

Una primera razón de la afirmación anterior es que este criterio ignora la dimensión o la escala de los proyectos, y en que no siempre puede establecerse una delimitación clara y precisa entre costes y beneficios.

·         Tasa interna de rentabilidad

Esta tasa se define como el tipo o tasa de descuento que iguala los valores actualizados de beneficios y costes de cada proyecto o, lo que es lo mismo, la tasa para la que el valor neto actual es 0.

La TIR podría así concebirse como el tipo de rentabilidad inherente a cada proyecto.

ActivoEntradaSTOP /PROFITResultado
5/12/18
VENTA: 11.242
S:11.330
TP: 11.032
+210
15/11/18
VENTA: 9050
S: 9286
TP: 8664
+386
22/10/18
VENTA: 8828
S: 8890
TP: 8635
-62
24/10/18
VENTA: 7132
S: 7214 TP: 6951
+181
22/10/18
VENTA: 2758
S: 2783 TP: 2719
+39
22/10/18
VENTA: 25302
S: 25643
TP: 25046
+256
22/10/18
VENTA: 3209
S: 3294
TP: 3097
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 5.14
S: 5.26
TP: 5
+140
22/10/18
VENTA: 8905
S: 9031
TP: 8778
+82
17/10/18
VENTA: 9.064
S: 9.181
TP: 8839
+225
3/9/18
VENTA: 9400
S: 9500
TP: 9201
+199
10/9/18
VENTA: 9.271
S: 9300
TP: 9121
-29
10/9/18
COMPRA: 22.478

S: EN ENTRADA
TP: 23.019
+541
10/9/18
COMPRA: 7.411

S:7.384
TP: 7.480
+69
10/9/18
VENTA: 12.008
S:12.043
TP: 11.906
+102
10/9/18
COMPRA: 1.16180

S: 1.16060 TP: 1.16500
+32

De acuerdo con este criterio de selección, se aceptarían todos los proyectos en los que la TIR excediera a la tasa social de descuenta. Poor añadidura, en los casos de proyectos aceptable pero mutuamente excluyentes, se elegiría aquel que contase con una TIR más elevada. Su utilidad potencial radica, en consecuencia, en que permite jerarquizar los proyectos sin necesidad de reparar en sus beneficios o costes en términos absolutos.

El TIR presenta dos problemas: por una parte, este criterio presenta un sesgo permanente en contra de aquellos proyectos que requieren mayores costes o desembolsos iniciales de capital, por lo que su uso puede dar lugar a ordenaciones y selecciones incorrectas entre proyectos mutualmente excluyentes. Por otro lado, no hay que olvidar que la determinación de la TIR puede resultar una tarea sumamente compleja si el número de años que el proyecto contemple respecto a flujo de beneficios y costes es excesivamente largo, ni tampoco que la tasa social de descuento puede variar de un periodo a otro y que, por tal razón, puede haber más de un valor de esta con el que comparar la TIR.

·         Periodo medio de retorno

Por periodo medio de retorno se entiende el número de periodos necesarios para que los rendimientos netos se igualen a los costes inicial del proyecto, o sea, el número de periodos que necesita el proyecto para recuperar la inversión inicial.

Aunque catalogado de intuitivo, este criterio no parece haber cobrado en la práctica gran importancia, en parte porque para el Sector Publico del periodo o momentos de recuperación de la inversión inicial carece de gran significación. Mas aun, su aplicación a la inversión pública presenta el inconveniente adicional de que penaliza en contra de los proyectos de larga duración o proyectos en los que el periodo de obtención de beneficios no es continuo.