El usufructo

El usufructo

EL USUFRUCTO

  • Noción y caracteres

El derecho real en virtud del cual una persona puede disfrutar (esto es, obtener los frutos o rendimientos) de una cosa ajena se conoce con el nombre de usufructo y se encuentra caracterizado por dos notas fundamentales:

  1. Temporalidad. Al sistema jurídico no le parece conveniente que la dominación sobre la cosa se encuentre dividida entre varias personas. Si el titular del derecho real de usufructo pudiera disfrutar indefinidamente de las cosas pertenecientes a otra persona (nudo propietario), el derecho de propiedad de ésta quedaría privado absolutamente de contenido. Por ello, el código civil limita la duración del usufructo a treinta años cuando el usufructuario sea una persona jurídica y, en caso de persona física, establece como tope máximo la vida de ésta. En la práctica, los usufructos vitalicios son los más frecuentes.
  2. La referida temporalidad del usufructo conlleva que, en algún momento, el usufructuario deba restituir la cosa usufructuada al nudo propietario, transmitiéndole el goce y disfrute del misma. Por ello, no debe extrañar que el código civil exija al usufructuario la conservación de la cosa conforme a su naturaleza anterior al usufructo. Conforme a ello, el usufructuario no podrá alterar las condiciones materiales o el destino económico del bien usufructuado salvo especial autorización.

 

  • Contenido del usufructo

Durante la vigencia del usufructo, los dos derechos reales coexistentes sobre la misma cosa funcionan con absoluta independencia y su respectivo titular podrá disponer de ellos, ya que ambos tienen valor económico. Antes o después, el nudo propietario pasara a ser pleno propietario, tal expectativa es también valorable en términos económicos.

Así, el nudo propietario podrá:

  1. Enajenar la nuda propiedad.
  2. Hipotecar su derecho de nuda propiedad.
  3. Incluso hacer obras y mejoras en la finca, siempre que no perjudique al usufructuario.

Por su parte, el usufructuario, además de hacer suyos todos los frutos y rendimientos de los bienes usufructuados, tiene las facultades de:

  1. Utilizar por sí mismo por sí mismo los bienes usufructuados o bien arrendar o enajenar a tercero su propio derecho de usufructo.
  2. Hipotecar el derecho de usufructo.

Por cuando se refiere a las obligaciones del usufructuario, son fundamentalmente:

  1. Conservar los bienes usufructuados con la diligencia de un buen padre de familia.
  2. Hacer frente a las reparaciones ordinarias (las adecuadas para conservar la cosa en el estado en que la recibiera); mientras que las extraordinarias serán de cuenta del nudo propietario.
  3. Restituir la cosa cuando termine el usufructo (salvo, en su caso, el derecho de retención).

Fuente: Derecho civil y patrimonial. Carlos Lasarte

Los derechos reales de goce
El usufructo
La superficie
Click Here
VER TODO EL TEMARIO DE "DERECHO CIVIL Y PATRIMONIAL"
Click Here
VER TODAS LAS ASIGNATURAS DEL "GRADO EN ECONOMÍA"