La formación del contrato

La formación del contrato

LA IGUALDAD DE LAS PARTES CONTRATANTES Y LA FORMACION DEL CONTRATO

La crisis del esquema codificado; resalta que el proceso formativo del contrato, desde la Codificación hasta nuestros días, se ha visto profundamente alterado. Ya intervención estatal se ha hecho a la postre necesaria en la sacrosanta autonomía privada. A su vez, los propios particulares han dejado de actuar necesariamente como tales individualmente, para organizarse como grupo o grupos en defensa de sus intereses. En particular, el denominado movimiento consumista se ha extendido por todos los países evolucionados, en búsqueda de una legislación superadora del esquema codificado que proteja sus intereses frente a las grandes compañías y a los suministradores profesionales de bienes y servicios.

 

LA GENESIS PARADIGMATICA CLASICA

·         La oferta y la aceptación

Según se ha dicho, para el Código civil, el paradigma formativo del contrato viene dado por el contrato personalizado; en el que ambas partes, tras las correspondientes negociaciones iniciales, llegan a concordar sobre la celebración del contrato.

“El consentimiento contractual se manifiesta por el concurso de la oferta y de la aceptación…”; la propuesta contractual que realiza una persona, oferente, al ser aceptada por la otra, aceptante, conlleva la celebración del contrato o su perfección (termino que significa que concurren ya todos los elementos necesarios para que las partes queden vinculadas u obligadas al cumplimiento del contrato en cuestión, no necesariamente que este bien hecho).

La oferta contractual ha de caracterizarse por contener, pues, todos los elementos necesarios para que con la mera aceptación de la otra parte se pueda decir que el contrato ha quedado perfecto.

Si el comerciante tiene expuesta en el escaparate una pluma indicando el precio de venta, basta con que el eventual comprador manifieste su voluntad de hacerlo para que el contrato se entienda celebrado. Por el contrario, si el anticuario tiene en su escaparate un sillón de Luis XVI sin indicar el precio, quien lo desee comprar puede convertirse en oferente de una determinada cantidad de dinero, u ofreciendo otra cosa en permuta, que acaso acepte el anticuario.

En el primero de los ejemplos, se dice, el comerciante está realizando una oferta al público ya que no está dirigida a un destinatario concreto.

En el segundo caso, no hay realmente oferta contractual, sino una mera invitación a contratar que requiere posteriores precisiones por parte de quien decida tenerla en cuenta.

En definitiva, la oferta contractual para ser realmente tal requiere que se mantenga en sus condiciones iniciales en espera de la aceptación de la contraparte. Si se modifican las condiciones de la oferta (ofrecer menos dinero del que pide el comerciante), se está realizando una nueva oferta o contraoferta que, ahora, habrá de ser objeto de aceptación por quien inicialmente asumía la posición de oferente.

La Ley de ordenación del comercio minorista establece que “la oferta pública de venta o la exposición de artículos en establecimientos comerciales constituye a su titular en la obligación de proceder a su venta a favor de los demandantes que cumplan las condiciones de adquisición”.

ActivoEntradaSTOP /PROFITResultado
15/11/18
VENTA: 9050
S: 9286
TP: 8664
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 8828
S: 8890
TP: 8635
-62
24/10/18
VENTA: 7132
S: 7214 TP: 6951
+181
22/10/18
VENTA: 2758
S: 2783 TP: 2719
+39
22/10/18
VENTA: 25302
S: 25643
TP: 25046
+256
22/10/18
VENTA: 3209
S: 3294
TP: 3097
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 5.14
S: 5.26
TP: 5
+140
22/10/18
VENTA: 8905
S: 9031
TP: 8778
+82
17/10/18
VENTA: 9.064
S: 9.181
TP: 8839
+225
3/9/18
VENTA: 9400
S: 9500
TP: 9201
+199
10/9/18
VENTA: 9.271
S: 9300
TP: 9121
-29
10/9/18
COMPRA: 22.478

S: EN ENTRADA
TP: 23.019
+541
10/9/18
COMPRA: 7.411

S:7.384
TP: 7.480
+69
10/9/18
VENTA: 12.008
S:12.043
TP: 11.906
+102
13/9/18
COMPRA: 11.047
S: 10.750TP: 11.973
EN MERCADO
10/9/18
COMPRA: 1.16180

S: 1.16060 TP: 1.16500
+32

Se equipararán la oferta propiamente dicha con la exposición de artículos en escaparates y vitrinas comerciales, salvo indicación en contrario.

La nueva practica comercial de advertir que algunos bienes expuestos no se encuentran a la venta o forman parte del decorado responde a lo establecido en dicho precepto, según el cual quedan exceptuados de la obligación de vender del comerciante los objetos sobre los que se advierta, expresamente, que no se encuentran a la venta o que, claramente, formen parte de la instalación o decorador.

·         La perfección del contrato entre ausentes

Cuando los contratantes están llevando a cabo las negociaciones en la distancia y no tienen un medio que de forma inmediata les permita concluirlas en su caso, pueden surgir graves incógnitas en relación con el momento de perfección del contrato.

El Código civil se ha planteado la cuestión en relación con la aceptación hecha por carta, estableciendo que, en tal caso, el oferente no queda obligado por la aceptación hasta que esta llego a su conocimiento. Por el contrario, el artículo 54 del código civil de comercio consideraba que los contratos que se celebren por correspondencia quedaran perfeccionados desde que se conteste aceptando la propuesta.

Ambas normas han sido modificadas, y ahora establecen que:

1.       Hay consentimiento desde que el oferente conoce (o debió conocer conforme a la buena fe) la aceptación.

2.       En los contratos celebrados mediante dispositivos automáticos hay consentimiento desde que se manifiesta la aceptación.

 

·         Los tratos preliminares

El paradigma formativo de oferta y aceptación suele verse precedido en la práctica de una serie de conversaciones, cambios de información… que se conocer con el nombre de tratos preliminares.

Su propio nombre indica que tales tratos no suponen la fijación definitiva de una oferta contractual, sino la realización de actos preparatorios de un eventual contrato que, a los postres, puede llegar a celebrarse o no.

Los tratos preliminares pueden tener importancia para el Derecho. En primer lugar, porque pueden coadyuvar a la interpretación del contrato; en segundo lugar, porque en determinados casos de ruptura pueden dar origen a responsabilidad.

En principio, dicho aserto puede resultar asombroso. Si las partes solo quedan vinculadas a partir del momento de perfección del contrato y los tratos son meros actos preparatorios del mismo, ¿cómo pueden estos dar origen a responsabilidad?

Es fácil de explicar, al menos en términos teóricos. Como regla general, la ruptura de los tratos preliminares no conlleva consecuencia alguna. Sin embargo, cuando dichos tratos preliminares han sido llevados a cabo por una de las partes sin observancia del principio general de buena fe (que debe presidir el ejercicio de calera derecho) y por tanto el de libertad contractual o autonomía privada, para después provocar injustificadamente la ruptura de los mismos, este dará lugar la denomina responsabilidad precontractual. Dicha expresión, con todo, no tiene un significado técnico propio, aunque si la plasticidad suficiente como para retratar el fenómeno habido; cuya reparación habrá de conseguirse con base en el ya citado artículo 7.1 o, en todo caso, en el artículo 1.902 que después veremos como reporte fundamental de la responsabilidad extracontractual.

Fuente: Curso de Derecho civil y patrimonial. Carlos Lasarte

LA FORMACIÓN DEL CONTRATO
Igualdad de las partes contratantes. La formación del contrato
Condiciones generales de contratación
Contratos de adhesión
Click Here
VER TODO EL TEMARIO DE "DERECHO CIVIL Y PATRIMONIAL"
Click Here
VER TODAS LAS ASIGNATURAS DEL "GRADO EN ECONOMÍA"