La propiedad privada

La propiedad privada

Click Here
VER TODO EL TEMARIO DE "DERECHO CIVIL Y PATRIMONIAL"

EL PRETENDIDO CARÁCTER ABSOLUTO DE LA PROPIEDAD Y LAS FACULTADES DOMINICALES

·         Noción previa: el poder o facultad de exclusión

Propiedad privada significa, ante todo, excluir a otros de la posibilidad de utilización de cuanto nos pertenece y, por consiguiente, garantía de que legítimamente nadie puede ser privado de cuanto es suyo, como regla de principio. La sujeción o apoderamiento de las cosas o bienes que necesitamos comporta la exclusividad en el uso y utilización de las cosas, características conocida en el mundo del derecho como poder de exclusión.

Nuestro código civil, sin embargo, caracteriza inicialmente al derecho de propiedad como derecho de gozar y disponer de una cosa, sin más limitaciones que las establecidas en las leyes, resaltando pues el contenido o conjunto de facultades inherentes a la condición de propietario con carácter fundamental: las facultades de goce y disposición.

·         La facultad de goce: los frutos

Semejante facultad sencillamente significa que el propietario es, por principio, el único legitimado para usar, utilizar, modificar… e incluso consumir la cosa que le pertenece.

El denominado goce varia de bien a bien y, conforme su naturaleza, determinara la facultad de goce.

En concreto, la naturaleza del bien arrojara la consecuencia de tener que distinguir entre cosas no fructíferas y fructíferas, ya que en estas últimas la facultad de hoce no queda limitada al uso y utilización de la cosa, sino que los frutos o productos de la misma habrán de ser considerados igualmente como pertenecientes al propietario del bien matriz de que proceden.

Nuestro código civil distingue tres tipos de frutos:

1.       Los naturales, producción espontanea de la tierra y crías y productos de los animales.

2.       Los industriales, productos nacidos de la tierra y de la aplicación a la misma del trabajo humano.

3.       Los civiles, respecto de los cuales el código se limita a caracterizarlos por vía de ejemplo: el precio o renta del alquiler de edificios o tierras, aunque en puridad resulta innecesario establecer distingos entre los dos primeros tipos, que pueden refundirse como frutos naturales. Los frutos civiles, como se ve, son el precio o el valor que fija el propietario al hecho de transmitir el hoce o utilización de la cosa que le pertenece a otra persona.

·         La facultad de disposición

ActivoEntradaSTOP /PROFITResultado
5/12/18
VENTA: 11.242
S:11.330
TP: 11.032
+210
15/11/18
VENTA: 9050
S: 9286
TP: 8664
+386
22/10/18
VENTA: 8828
S: 8890
TP: 8635
-62
24/10/18
VENTA: 7132
S: 7214 TP: 6951
+181
22/10/18
VENTA: 2758
S: 2783 TP: 2719
+39
22/10/18
VENTA: 25302
S: 25643
TP: 25046
+256
22/10/18
VENTA: 3209
S: 3294
TP: 3097
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 5.14
S: 5.26
TP: 5
+140
22/10/18
VENTA: 8905
S: 9031
TP: 8778
+82
17/10/18
VENTA: 9.064
S: 9.181
TP: 8839
+225
3/9/18
VENTA: 9400
S: 9500
TP: 9201
+199
10/9/18
VENTA: 9.271
S: 9300
TP: 9121
-29
10/9/18
COMPRA: 22.478

S: EN ENTRADA
TP: 23.019
+541
10/9/18
COMPRA: 7.411

S:7.384
TP: 7.480
+69
10/9/18
VENTA: 12.008
S:12.043
TP: 11.906
+102
10/9/18
COMPRA: 1.16180

S: 1.16060 TP: 1.16500
+32

El hecho de que el propietario pueda disponer de cuanto le pertenece significa que el dominio del propietario sobre la cosa no se agota en su utilización material: el propietario está facultado incluso para dejar de serlo, procediendo a transmitir, a enajenar, lo que le pertenece a otra persona.

Si el propietario no pudiera dejar de serlo, y en concreto, intercambiar su derecho de propiedad sobre su cosa, más que dueño, seria esclavo de la cosa. Precisamente el significado fundamental de la propiedad es su valor de cambio en sentido económico, permitiendo al propietario intercambiar sus bienes por otros bienes o por dinero.

·         El pretendido carácter absoluto de la propiedad

La propiedad privada puede caracterizarse como tendencialmente absoluta, salvo en el caso de que existan limitaciones establecidas por las leyes.

El artículo 350 establece que el propietario de un terreno es dueño de su superficie y de lo que está debajo de ella.

La propiedad, no obstante ser el derecho más pleno que puede ostentar el hombre sobre la cosa, no es ni nunca ha sido históricamente un derecho absoluto, ni ilimitado, sino que siempre ha estado delimitado por el ordenamiento jurídico. El derecho de propiedad cuenta con unos límites i impuestos por la propia convivencia social y política, en dependencia fundamentalmente de la naturaleza e interés general de determinados sectores de bienes.

Corresponde al legislador delimitar el contenido del derecho de propiedad en relación con cada tipo de bienes, respetando siempre el contenido especial del derecho.

Fuente: Derecho civil y patrimonial. Carlos Lasarte

Click Here
VER TODO EL TEMARIO DE "DERECHO CIVIL Y PATRIMONIAL"

Click Here
VER TODAS LAS ASIGNATURAS DEL "GRADO EN ECONOMÍA"