Rescisión del contrato

Rescisión del contrato

LA RESOLUCION DEL CONTRATO POR INCUMPLIMIENTO: EL ARTICULO 1.124 DEL CODIGO CIVIL

Esta articulo establece que “la facultad de resolver las obligaciones (rectius, del contrato) se entiende implícita en las reciprocas, para el caso de que uno de los obligados no cumpliere lo que le incumbe”.

La razón del precepto es clara: si uno de los contratantes no quiere o no puede cumplir, más vale aceptar tal realidad y permitir al otro que de por resuelto el contrato; reconocerle una facultad resolutoria del contrato en base de incumplimiento de la otra parte. Tan lógica es la regla que el código civil entiende que debe considerarse implícita en las obligaciones reciprocas, regulándola en una sección que está dedicada a las obligaciones condicionales.

·         Efectos de la resolución

En caso de obtenerse definitivamente esta, la resolución del contrato tiene efecto retroactivo y eficacia restitutoria, por lo que las partes, ambas, habrán de reintegrarse recíprocamente el objeto del contrato que hubieran recibido. “La resolución del contrato sinalagmático por incumplimiento tiende a cancelar desde un principio los efectos de lo convenido, colocando a los intervinientes en la misma situación en que se hallarían si el pacto no se hubiere celebrado, efecto que opera ex tunc y que lleva consigo la obligación de restituir a cada parte lo que hasta decidido de la otra por razón del vínculo obligacional, lo que significa que la relación se extingue como si nunca hubiese tenido existencia, sin perjuicio del respecto a los derechos de terceros adquirientes de buena fe, y la resolución del contrato supone la extinción de la relación contraída, no solo para el futuro, sino con carácter retroactivo.

Estamos ante un supuesto de ejecución especifica o in natura que, en caso de resultad imposible, se verá sustituida por la consiguiente reparación pecuniaria.

 

LA RESCISION DEL CONTRATO

La rescisión es una forma particular de ineficacia del contrato que procede de un momento posterior a la celebración del mismo, el cual nace plenamente valido, pero posteriormente puede ser declarado ineficaz por sus efectos lesivos o perjudiciales para una de las partes o un tercero.

La rescisión se distingue, legal y teóricamente, con debilidad de la nulidad y la anulabilidad del contrato: la rescisión presupone un contrato inicialmente valido mientras que la nulidad y la anulabilidad implican la invalidez inicial del contrato a que estén referidas.

·         Las causas de rescisión en el código civil

1.       Rescisión por lesión. El termino lesión, utilizado aquí, significa sencillamente perjuicio patrimonial para una de las partes contratantes. Utilizando dicha idea como causa de ineficacia, declara el código civil rescindibles:

a.       Los contratos que pudieren celebrar los tutores sin autorización judicial, siempre que las personas a quienes representan hayan sufrido lesión en más de la cuarta parte del valor de las cosas que hubiesen sido objeto de aquellos.

ActivoEntradaSTOP /PROFITResultado
15/11/18
VENTA: 9050
S: 9286
TP: 8664
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 8828
S: 8890
TP: 8635
-62
24/10/18
VENTA: 7132
S: 7214 TP: 6951
+181
22/10/18
VENTA: 2758
S: 2783 TP: 2719
+39
22/10/18
VENTA: 25302
S: 25643
TP: 25046
+256
22/10/18
VENTA: 3209
S: 3294
TP: 3097
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 5.14
S: 5.26
TP: 5
+140
22/10/18
VENTA: 8905
S: 9031
TP: 8778
+82
17/10/18
VENTA: 9.064
S: 9.181
TP: 8839
+225
3/9/18
VENTA: 9400
S: 9500
TP: 9201
+199
10/9/18
VENTA: 9.271
S: 9300
TP: 9121
-29
10/9/18
COMPRA: 22.478

S: EN ENTRADA
TP: 23.019
+541
10/9/18
COMPRA: 7.411

S:7.384
TP: 7.480
+69
10/9/18
VENTA: 12.008
S:12.043
TP: 11.906
+102
13/9/18
COMPRA: 11.047
S: 10.750TP: 11.973
EN MERCADO
10/9/18
COMPRA: 1.16180

S: 1.16060 TP: 1.16500
+32

Los contratos que celebre el menor por sí solo serán anulables y no rescindibles. Tampoco serán rescindibles los contratos que celebre el tutor con autorización judicial.

b.       Los celebrados en representación de los ausentes, siempre que estos hayan sufrido la lesión a que se refiere el número anterior; es decir, en más de la cuarta parte del valor de la cosa y no se haya celebrado el contrato con autorización judicial.

c.       La partición de herencia, siempre que la lesión sea en más de la cuarta parte, atendiendo al valor de las cosas cuando fueran adjudicadas.

Fuera de los casos indicados, ningún contrato se rescindirá por lesión

2.       Rescisión por fraude. La celebración de un contrato con intención fraudulenta respecto de terceros, es decir, con ánimo de engañarlos perjudicando sus intereses, constituye igualmente causa de rescisión en los siguientes supuestos:

a.       Los contratos celebrados en fraude de acreedores, cundo estos no puedan cobrar de otro modo lo que s eles deba. Rescisión.

b.       Los contratos que se refieran a cosas litigiosas, cuando hubiesen sido celebrados por el demandado sin conocimiento y aprobación de las partes litigantes o de la Autoridad Judicial competente.

c.       Los pagos hechos en estado de insolvencia por cuenta de obligaciones a cuyo cumplimiento no podía ser compelido el deudor al tiempo de hacerlos.

3.       Rescisión por otros motivos. El código deja la puerta abierta a cualesquiera otros casos en que especialmente determine la ley la rescisión.

·         La acción rescisoria

1.       Requisitos: exige el código cumplir tres requisitos para que sea posible el ejercicio de la acción rescisoria o mejor, el efecto propio de la rescisión (devolución de las cosas que fueron objeto del contrato con sus frutos, y del precio con sus intereses; esto es, recuperación del statu quo anterior a la celebración del contrato rescindible):

a.       Que el perjudicado carezca de otro recurso legal para obtener la reparación del perjuicio; se trata, por tanto, de una acción subsidiaria.

b.       Que el perjudicado pueda devolver aquello a que estuviera obligado.

c.       Que las cosas objeto del contrato no se hallen legalmente en poder de terceras personas que hubieren procedido de buena fe, ya que, en tal caso, la pretensión del lesionado o defraudado ha de limitarse a reclamar la indemnización de perjuicios al causante de la lesión.

2.       Plazo: la acción para pedir la rescisión dura cuatro años. Es el mismo plazo que se señala para las acciones de anulabilidad.

3.       Computo del plazo: para las personas sujetas a tutela y para los ausentes, los cuatros años no empezaran hasta que haya cesado la incapacidad de los primeros, o sea conocido el domicilio de los segundos. En los demás casos, empezara a correr el plazo desde la celebración del contrato.

·         Eficacia restitutoria e indemnizatoria de la rescisión

El efecto fundamental de la rescisión, como hemos visto, tiene un acusado matiz restitutorio; obtener la devolución de todo aquello que haya sido entregad por virtud del contrato rescindible. Pero como puede ocurrir que las cosas entregadas hayan desaparecido, siendo imposible su devolución; o bien que han ido a parar a menor de teros adquirientes, protegidos en su adquisición de modo preferente sobre el que ejercita la acción rescisoria por lesión o fraude, en estos casos de imposible devolución, la acción rescisoria se transformara en indemnizatoria o reparatoria, con carácter subsidiario.

La obligación de indemnizar puede alcanzar al adquiriente de mala fe, pues el que hubiere adquirido de mala fe las cosas enajenadas en fraude de acreedores deberá indemnizar a estos de los daños y perjuicios que la enajenación les hubiere ocasionado, siempre que por cualquiera causa le fuere imposible devolverlas.

 

Fuente: Curso de Derecho civil y patrimonial. Carlos Lasarte

LA INEFICACIA DEL CONTRATO
La nulidad del contrato
La anulabilidad del contrato
Pervivencia de contratos inválidos
Mutuo disenso y desestimiento unilateral
Rescisión del contrato

Click Here
VER TODO EL TEMARIO DE "DERECHO CIVIL Y PATRIMONIAL"

Click Here
VER TODAS LAS ASIGNATURAS DEL "GRADO EN ECONOMÍA"