Las bolsas de valores y sus funciones

Las bolsas de valores y sus funciones

Los activos financieros se crean a través de los mercados primarios o de emisión; cuando una empresa necesita capital puede obtenerlo ampliando su capital social o apelando al mercado de obligaciones. En ambos casos hara uso de los mercados primarios, integrados por los intermediarios financieros; serán los bancos o las cajas de ahorro los que llevaran a efecto el grueso de la colocación porque su red de oficinas lo facilitará.

Si lo de que se trata es de realizar un activo financiero ya existente, tal como acciones u obligaciones, serán los mercados secundarios los encargados de facilitar la liquidez, cuyo eje fundamental son las bolsas de valores.

Aunque las bolsas se negocian en multiples activos financieros, este articulo se limitara al capital riesgo, es decir, a las acciones.

Las acciones son partes proporcionales del capital social de una empresa y su retribución, en forma de dividendos, dependerá del resultado global de la misma; cuanto mejores sean esos resultados, mayor serán los dividendos repartidos.

Las bolsas valoran las acciones porque canalizan las ofertas y demandas pero no valoran todas las acciones existentes; tan solo las que cotizan en bolsa.

La no cotización de las acciones permite proteger a la empresa de las decisiones de los accionistas no implicados en su gestión y de las fluctuaciones, a veces violentas, de los mercados de valores, pero limita sus poisbilidades de financiación al tiempo que resta liquidez a las acciones.

El desarrollo institucional determina, en parte, la presencia de las empresas en las bolsas de valores; las norteamericanas suelen cotizar en bolsa porque utilizan menos el crédito bancario y porque los bancos comerciales no pueden, por ley, participar en su capital; las europeas no participan tanto en las bolsas porque utilizan mas el crédito bancario.

En general, las bolsas desempeñan tres funciones básicas:

  1. Las acciones cotizadas pueden ser vendidas en las bolsas en las que cotizan, lo que les confiere liquidez. Esa función de liquidez refuerza la capacidad de colocación de los mercados primarios porquie los adquirentes de las nuevas acciones saben que siempre pueden desprenderse de ellas para obtener plusvalías en su venta posterior. La amplitud de una bolsa corre pareja con la variedad de activos financieros que en ella se negocian; la profundidad, con el numero de títulos que son objeto de transacción.
  2. Las bolsas valoran las acciones y son termómetros de la vida empresarial. El comportamiento de una empresa tendrá su reflejo en la valoración de sus acciones; si los rendimientos son altos, el precio de una cotización subirá y si no lo son, su precio se reducirá. La cotización bursátil determinara también el valor patrimonial de una empresa y sus posibilidades de ampliar capital: la capitalización bursátil, resultado de multiplicar la cotización por el numero de acciones, es una guia fundamental de ampliar capital, a través de los mercados primarios, es mucho mas elevada que con precios a la baja.
  3. Las bolsas en las que confluyen un sinnúmero de expectativas, descuentan los acontecimientos económicos y políticos de las diferentes economías y, en ese sentido, transmiten información. La inversión mobiliaria nace de la confianza, y la evolución de las bolsas anticipa su evolución.

  • Factores que inciden sobre la cotización bursátil: el valor de una acción

Hay tres formas de valorar una acción:

  1. El valor teorico de la acción, en un momento determinado: es igual al patrimonio neto dividido por el numero de acciones. Es decir, se deduce del activo ficticio, se añaden las plusvalías latentes, se renta el pasivo exigible (patrimonio neto) y se reparte entre el numero de acciones.
  2. El propietario de la acción no espera, por lo general, participar en las decisiones de la empresa dado que, para que ello ocurra, es necesario disponer de una proporción elevada de capital social; espera, eso si, recibir unos dividendos y, en su dia, vender el titulo por un precio superior al de adquisición. En consecuencia, valorara la acción, en un momento determinado, por el flujo actualizado de dividendos y por la plusvalía esperada.
  3. El PER de una acción o relación entre precio y beneficio se calcula, por lo general, dividiendo su cotización en un momento dado por el beneficio, después de impuestos, obtenido por ese titulo en los últimos doce meses. Es una medida de los rendimientos ya obtenidos que, por lo general, se compara con la de los esperados y que determina la tendencia bursátil del activo; si el PER esperado es bajo, en términos comparativos, la acción se apreciara; si es alto, la cotización se mantendrá o disminuirá. Observese que, en la valoración de un titulo, ya intervienen toda una serie de expectativas que pueden o no materializarse y que hara fluctuar la cotización. Sin embargo, los mercados bursátiles son mercados de muchos títulos y, las expectativas abaracaran la tendencia esperada de un conjunto de acciones.
Click Here
VER TODAS LAS ASIGNATURAS DEL "GRADO EN ECONOMÍA"