Los mercados de derivados

Los mercados de derivados

Los derivados son instrumentos que van ligados a activos y a existentes y sus mercados han adquirido, sobre todo desde los años 80, una espectacular dimensión.

  • Swaps

Los swaps, o permutas financieras, son acuerdos privados en virtud de los cuales las partes se comprometen a intercambiar flujos financieros futuros, de cnformidad con una formula preestablecida.

Comienzan a ser utilizados a principios de los años ochenta, pero son también los que han mostrado mayor dinamismo y alcanzado mayor volumen de negociación.

El swap les va a permitir ambiar el tipo de préstamo y mejorar las condiciones del mismo.

Un plan vainilla corresponde siempre a una permuta de intereses, en dólares, con un monto no inferior a los 50 millones de dólares y duración de cinco a diez años. 

Los swaps tienen como funcion basica la transferencia de riesgos. En ocasiones, los swaps se utilizan para abaratar el coste de los recursos; en multiples ocasiones, el objetivo fundamental del swap consiste en eliminar el riesgo del tipo de interés.

No hay mercados organizados para este tipo de instrumentos; se trata de u mercado internacional que funciona de manera muy descentralizada y que, por ahora, no esta sujeto a reglamentación alguna.

El International Swap Dealers Associatio, ISDA, es el único organismo internacional que se ocupa de tales contratos; no tiene ningún atribución legal aunque ejerza una considerable influencia en este mercado.

  • Futuros financieros

Los mercados de futuros aparecen ya en el Egipto de los faraones; en Grecia y Roma. A aprincipios del siglo XV, aparecen en Amberes y Ámsterdam; los shogunes japoneses del siglo XVIII perfeccionan los conceptos de entrega y normalización de mercancías, y en el siglo XIX se desarrollan notablemente en Norteamérica y, después de la Segunda Guerra Mundial, cobran gran impulso en las Bolsas de Chicago.

Pero, en todos los casos, se trata de futuros físicos, es decir, de mercancías. Si una empresa de electricidad supone que el peotrleo va a subir a los seis meses podrá resguardarse de tal contingencia comprando petróleo a seis meses, a precio prefijado. Correra con el riesgo de que el precio del petróleo descienda, en lugar de aumentar, lo que le ocasionara un sustancial quebrando en su cuenta de inversión.

Los futuros a los que aquí hacemos referencia son los futuros financieros, es decir, aquellos contratos que se apoyan en activos financieros ya existentes. pero hay que efectuar una precisión inicial en este aspecto; un futuro financiero sobre divisas, por ejemplo, no equivale a una compraventa a plazo de divisas. Cualquier agente económico puede comprar o vender divisas a plazo a través de cualquier banco; el futuro sobre divisas, es por el contrario, un contrato normalizado que ha de negociarse en una Bolsa.

Como puede advertirse, también la función principal de los futuros financieros es la transferencia de riesgos: el ejemplo enumerado arriba permitirá asegurar el coste o la rentabilidad de sus operaciones.

Los mercados de futuros financieros son mercados organizados en los que no se puede actuar directamente; hay que hacerlo a través de un bróker, que deberá estar habilitado para intervenir en el mercado.

ActivoEntradaSTOP /PROFITResultado
15/11/18
VENTA: 9050
S: 9286
TP: 8664
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 8828
S: 8890
TP: 8635
-62
24/10/18
VENTA: 7132
S: 7214 TP: 6951
+181
22/10/18
VENTA: 2758
S: 2783 TP: 2719
+39
22/10/18
VENTA: 25302
S: 25643
TP: 25046
+256
22/10/18
VENTA: 3209
S: 3294
TP: 3097
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 5.14
S: 5.26
TP: 5
+140
22/10/18
VENTA: 8905
S: 9031
TP: 8778
+82
17/10/18
VENTA: 9.064
S: 9.181
TP: 8839
+225
3/9/18
VENTA: 9400
S: 9500
TP: 9201
+199
10/9/18
VENTA: 9.271
S: 9300
TP: 9121
-29
10/9/18
COMPRA: 22.478

S: EN ENTRADA
TP: 23.019
+541
10/9/18
COMPRA: 7.411

S:7.384
TP: 7.480
+69
10/9/18
VENTA: 12.008
S:12.043
TP: 11.906
+102
13/9/18
COMPRA: 11.047
S: 10.750TP: 11.973
EN MERCADO
10/9/18
COMPRA: 1.16180

S: 1.16060 TP: 1.16500
+32

Los futuros financieros osn también instrumentos de especulación; contratos que pueden negociarse en volúmenes muy superiores a los fondos disponibles y que, de no responder a las expectativas, pueden generar perdidas sustanciales.

  • Opciones

Una opción es un contrato que da derecho, sin imponer obligación, a comprar o vender un activo financiero, a un precio determinado y en fecha prefijada.

Si se adquiere una opción de compra, call, sobre una acción para dentro de tres meses, el adquiriente tendrá el derecho a comprarla en la fecha determinada y a precio convenido, denominado precio de ejercicio.

Si se adquiere una opción de venta, put, en los mismos términos, el comprador de la opción tiene el derecho a venderla, en el plazo convenido y al precio del ejercicio.

Las opciones a su vez tienen un precio o prima: el adquiriente de una opción de compra pagara una prima por esa opción: el de una opción de venta abonara una prima por el derecho a venderla.

Las opciones pueden negociarse tanto en mercados organizados como directamente.

Las opciones pueden efectuar sobre multiples contingencias. Incluso se pueden utilizar simultáneamente para limitar el riesgo; es el caso de los diferenciales o spreads, operaciones que consisten en comprar y vender al tiempo, un mismo tipo de opción. Si en las opciones sobre acciones, se adquiere una opción de compra con un precio de ejecicio de 1100€ y una de venta con un precio de ejercicio de 1000€, el beneficio de la operación se obtendrá tan pronto como el precio de la acción supere los 1100€, pero se incurrirá en perdida si la cotización oscila entre 1000 y 1100€ y teniendo siempre en cuenta el precio de la opción. Habremos llevado a cabo, en este caso, un strangle o cuna.

Es fácil advertir que los derivados presentan ciertas ventajas y entrañan determinados riesgos. mediante el uso de derivados es posible reducir el coste de financiación, aumentar el rendimiento de una cartera, cubrir distintos riesgos o diversificar el origen de los fondos. Como ya hemos visto, una empresa puede, a través de un swap de intereses, disminuir el coste de su pasivo. También los swaps permiten sobre todo a los ivnersores institucionales obtener rendimientos mas elevados de sus carteras: por lo general se utilizan, para ello, las permutas de divisas. Los riesgos futuros asociados a la volatilidad de los tipos de cambio o de interés, se solsayan con futuros y opciones y lo mismo ocurre con los swaps cuando se emplean para casar las operaciones de activo y pasivo.

A las ventajas se contraponen los riesgos, clasificados por lo general, en riesgos de mercado, crediticios, operativos y legales. El riesgo de mercado se produce por la variación del precio del activo subyacente.
El riesgo crediticio dimana del posible incumplimiento de la otra parte; en cualquier swap de intereses puede ocurrir que la otra parte incumpla sus obligaciones. El fallo de los mecanismos de control, los errores humanos y la adopción de decisiones erróneas son las causas principales de los riesgos operativos.

  • Razones de la expansión de los mercados de derivados

Desde mediados de los años 70, los mercados de capital se han desenvuelto en un marco general caracterizaado por la volatilidad de tipos de cambio y de interés y por la globalización de los mercados financieros.

La primera volatilidad, la de los tipos de cambio, deriva de la ruptura del sistema de Bretton Woods: puede afirmarse que, desde los años 80, y para las tres monedas principales, dólar, marco y yen, variaciones del 1% diarias, del 5% mensuales y del 20% anuales en los tipos de cambio han sido muy usuales. La volatilidad de tipos de interés se produce por las distintas posiciones cíclicas de las grandes economías y por las diferencias de gradod e inflación. En los años 60, los mercados financieros eran, predonminantemente, nacionales. Desde los 80 y 90, y dentro del área OCDE, se hicieron, predominantemente, internacionales.

Con ese trasfondo, la evolución de los flujos de inversión, de los intermediarios y de la ingeniería financiera ha potenciado, hasta los niveles elevados de hoy en dia, el crecimiento de los mercados de derivados.

El aumento de la deuda interna de los países OCDE, una característica sobresaliente de los últimos tiempos, ha llevado a los gobiernos a buscar el ahorro externo y a internacionalizar parte de la misma.

Los intermediarios financieros tradicionales, fruto de la liberalización interna y de la libertad de movimientos de capital, ha erosionado su margen financiero al debilitar la rentabilidad de su actividad típica de intermediación. De ahí que muchos de esos intermediarios hayan entrado en los mercados de derivados.

Los bancos y, en general, los intermediarios financieros, utilizan los swaps para completar la oferta de cobertura de riesgo de cambio y de tipo de interés que, tradicionalmente, han presentado sus clientes; en buena medida hacen uso de los derivados negociados en bolsa para cubrir los riesgos que suponen las posiciones netas en permutas financieras. El crecimiento de tales mercados no hubiera sido posible sin el desarrollo de una completa ingeniería financiera apoyada en la informativa modeorna.

Los contratos de derivados pueden incluir refinamientos multiples para garantizar al tenedor que sus tipos de interés no excederán de un nivel o no descenderan por edbajo deu n limite, o para enlazar contratos entre sí: por ejemplo, las opciones que dan derecho a formalizar o desechar una permuta financiera en el futuro.

  • La amenaza del riesgo sistemico

Se entiende por riesgo sistematico la posibilidad de que el desmoronamiento de una empresa, de un segmento del mercado o de cualquiera de los circuitos financieros ligados a los instrumentos derivados, se extienda, de forma general, a otras empresas, segmentos de mercado o circuitos financieros.

Los riesgos sistémicos pueden, en casos extremos, causar crisis sistematicas que impidan que los sistemas financieros nacionales, o el internacional en su conjunto, puedan cumplir con alguna de sus tres funciones básicas: facilitar créditos, canalizar los pagos y valorar los activos financieros.

Los derivados pueden plantear los dos tipos de problemas;

  1. En primer lugar, por el volumen y cmplejidad que han alcanzado los distintos instrumentos, volumen y complejidad que pone en duda la capacidad de los participantes para administrar los riesgos que entrañan.
  2. En segundo lugar, por la concetracion de transacciones: a finales de 1991, los ocho mayores bancos americanos participaban en el 86% del saldo vivo de derivados de tipo de interés y en el 88% de derivados sobre divisas negociadas, en mercados no organizados. La quiebra de uno de esos bancos significaría perdidas: importantes para otros muchos bancos y afectaría gravemente a la liquidez del mercado. Algo que se ha hecho patente en la crisis bancaria de 2008, potencia por la quiebra de Lehman Brothers.
  3. En tercer lugar, los mecanismos prudenciales a los que deben someterse los intermediarios financieros son mucho mas debiles en el caso de los derivados por que se tratan de o peraciones fuera de balance.
  4. En cuarto lugar, porque la innovación tecnología en materia de derivados es tan rápida que los riesgos legales se hacen imprevisibles y acentúan el riesgo sistémico.
  5. En ultimo lugar, por que al ser instrumentos enlazados globalmente, la capacidad de transmisión de cualquier perturbación es mas intensa que en cualquier otro instrumento.

Hasta el momento, el trabajo mas amplio sobre instrumentos derivados y el conjunto de problemas que suscitan es el del Grupo de los Treinta, publicado en julio de 1993; en ese informe se mantiene que los instrumentos derivados han mejorado el funcionamiento de los mercados por tres vías:

  1. Han potenciado la capacidad de distribución de riesgos y mejorado los mecanismos de asignación de recursos financieros.
  2. Han reducido los costes de transacción que plantean las coberturas de riesgos y, con ello, aumentado la liquidez y capacidad de valoración de los mercados financieros.
  3. Han dotado esos mercados de instrumentos que aportan soluciones nuevas a todas una serie de problemas contractuales e informativos.

El Banco Internacional no se muestra tan optimista respecto de los riesgos de los mercados derivados. Propone que los controles y auditorias internas se mejoren e intensifiquen para que se puedan singularizar, a tiempo, las posiciones dudosas y las exposiciones extremas. Entre sus reglamentos mas ampliamente adoptados destacan los acuerdos de Basilea II sobre fondos propios, adoptado por el Comité de Basilea sobre el control financiero, cuya puesta en vigos estaba prevista para 2007. En esa misma línea, y con la experiencia de la crisis financiera global desencadenada en EEUU, las nuevas obligaciones de capital y liquidez denominadas Basilea III, publicadas en 2010 han de estar vigentes a finales del 2012, buscando reforzar la capacidad de los intermediarios financieros para absorber choques de especial intensidad.

  • El papel integrador de los mercados de capital

El capital no conoce hoy limites geográficos y, mas aun, allí donde los limites todavía existen (porque los establece el control de cambio) el capital los soslaya. Una situación que conduce a varias situaciones:

  1. En primer lugar, la financiación de las empresas cuenta con multiples canales: de no encontrarse financiación interna, casi siempre es posible recurrir a la externa.
  2. Desde el punto de vista de esos mercados, el mundo se ha unificado. De forma progresiva, el ahorro se dirige hacia los proyectos mas rentables, sea cual sea su ubicación geográfica.
  3. La estructura de tipos de interés ya no es nacional, sino que es mundial.
  4. La unificación de los mercados de capital arrastra, de forma progresiva, a la de otros mercados y obliga, de manera continua, a abrir fronteras económicas.
Click Here
VER TODAS LAS ASIGNATURAS DEL "GRADO EN ECONOMÍA"