Estados financieros y cierre de cuentas

Estados financieros y cierre de cuentas

TEMA 7. ESTADOS FINANCIEROS Y CIERRE DE CUENTAS

  1. Clasificación de los saldos ajustados
  2. Preparación de los estados financieros principales
  3. El proceso de liquidación y cierre del ejercicio
  4. El impuesto sobre beneficios
  5. Otros principios contables

 

CLASIFICACION DE LOS SALDOS AJUSTADOS

El proceso de ajuste culmina con la elaboración del documento contable que hemos denominado Balance de saldos ajustados. Este informe contiene el listado completo de cuentas y saldos que va a permitir alcanzar dos objetivos esenciales:

  • Calcular la cuantía del resultado obtenido en los ejercicios terminado. Se obtiene por la diferencia entre ingresos y gastos ajustados, y el informe que se prepara para informar de la composición del resultado se llama Cuenta de pérdidas y ganancias, cuenta de resultados y estado de resultados.
  • Presentar la situación patrimonial o situación económico-financiera existente en la fecha de cierre. Composición y cuantía de los activos, pasivos y partidas de neto. El estado contable que contiene esta información en el Balance de situación, que en las Normas Internacionales de Información Financiera se denomina Estado de posición financiera.

El sistema contable genera básicamente:

 

Balance de situación

Cuenta de pérdidas y ganancias

 

La normativa vigente requiere que estos dos se acompañen de otros tres informes:

  • Estado de Cambios en el Patrimonio Neto (ECPN)
  • Estado de Flujos de Efectivo (EFE)
  • Memoria o Notas

Para la elaboración de los tres último se necesitan datos adicionales a los que contiene el Balance de saldos ajustados.

Partiendo del balance de saldos ajustados, para facilitar la formulación de la Cuenta d pérdidas y ganancias  el Balance de situación, puede prepararse una tabla –hoja de trabajo– con el fin de clasificar las cuentas incluidas en el Balance de saldos en dos grupos: las cuentas diferenciales o de resultados (ingresos y gastos) y las cuentas integrales o de balance (activos, pasivos y partidas de neto).

La hoja de trabajo es un borrador. No formara parte de los documentos que la empresa comunica a terceros.

ActivoEntradaSTOP /PROFITResultado
15/11/18
VENTA: 9050
S: 9286
TP: 8664
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 8828
S: 8890
TP: 8635
-62
24/10/18
VENTA: 7132
S: 7214 TP: 6951
+181
22/10/18
VENTA: 2758
S: 2783 TP: 2719
+39
22/10/18
VENTA: 25302
S: 25643
TP: 25046
+256
22/10/18
VENTA: 3209
S: 3294
TP: 3097
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 5.14
S: 5.26
TP: 5
+140
22/10/18
VENTA: 8905
S: 9031
TP: 8778
+82
17/10/18
VENTA: 9.064
S: 9.181
TP: 8839
+225
3/9/18
VENTA: 9400
S: 9500
TP: 9201
+199
10/9/18
VENTA: 9.271
S: 9300
TP: 9121
-29
10/9/18
COMPRA: 22.478

S: EN ENTRADA
TP: 23.019
+541
10/9/18
COMPRA: 7.411

S:7.384
TP: 7.480
+69
10/9/18
VENTA: 12.008
S:12.043
TP: 11.906
+102
13/9/18
COMPRA: 11.047
S: 10.750TP: 11.973
EN MERCADO
10/9/18
COMPRA: 1.16180

S: 1.16060 TP: 1.16500
+32

 

PREPARACION DE LOS ESTADOS FINANCIEROS PRINCIPALES

Una vez realizada la clasificación de los saldos ajustados, han de formularse los estados financieros o estados cotables finales.

  • Cuenta de pérdidas y ganancias. Se compone de los ingresos y gastos que determinan el resultado, beneficio o pérdida.

Se deben de calcular tres márgenes intermedios de resultados: resultado de explotación, resultado financiero y resultado antes de impuestos. En la última línea figurara el resultado del ejercicio, liquido, neto o después de impuestos.

 

  • Balance de situación. Muestra la totalidad de los activos, pasivos y partidas de patrimonio neto con que cuenta la empresa en la fecha de cierre de cada ejercicio. Ordenar y agrupar las cuentas representativas en grupos homogéneos.

Activo: activo no corriente (fijo o inmovilizado) y activo corriente o circulante.

Pasivo: patrimonio neto, pasivo no corriente (deudas a largo plazo o recursos ajenos a largo plazo) y pasivo corriente (pasivo circulante, deudas a corto plazo o recursos ajenos a corto plazo).

 

EL PROCESO DE LIQUIDACION Y CIERRE DEL EJERCICIO

La ultima tarea que se realiza al final de cada ejercicio contable, una vez formulados los estados financieros, tiene una finalidad formal y consiste en la realización de un conjunto de anotaciones en el Diario y en el Mayor, con el objeto de saldar y cerrar todas las cuentas.

Estas anotaciones llevan por fecha el último día del ejercicio contable –aunque en la práctica se hagan en días posteriores-.

El proceso de cierre de cuentas se desarrolla en dos fases: primero intervienen las cuentas diferenciales de ingresos y gastos, y después las cuentas de balance.

  • Cierre de las cuentas de ingresos y gastos

Estas cuentas se abren sin saldo al comienzo de cada ejercicio.

En el proceso de cierre de las cuentas de ingresos y gastos sus saldos se transfieren a una nueva cuenta, denominada Resultado del ejercicio, lográndose dos objetivos:

  • Saldas las cuentas de ingresos y gastos.
  • Acumular en una única cuenta el resumen de todos los saldos representativos del resultado del ejercicio.

El cierre de las cuentas diferenciales y el reflejo en el Diario y en el Mayor del resultado del ejercicio, se plasma en os asientos. Uno para salda la cuentas de resultados con saldo deudor (gastos) y otro para saldar las cuentas de resultados con saldo acreedor (ingresos). Trasladas estos saldos a la cuenta de Resultados del ejercicio.

Una vez realizadas todas las cuentas de gatos e ingresos presentaran saldo cero, y saldrá a la nueva cuenta, Resultado del ejercicio.

El Resultado del ejercicio presentara saldo acreedor (beneficio) o deudor (perdida).

Para indicar que una cuenta está cerrada se anotan en la misma las sumas iguales deudoras y acreedoras, y se subrayan estas cifras con dos rayas horizontales.

  • Cierre de las cuentas de balance

Una vez cerradas las cuentas de ingresos y gastos solo permanecen abiertas las cuentas de balance. Mediante el asiento de cierre, saldaremos estas cuentas.

Una vez anotado el asiento en el libro Mayor, todas las cuentas que han intervenido en el proceso contable están saldadas y cerradas.

 

EL IMPUESTO SOBRE BENEFICIOS

Una parte del beneficio obtenido por la empresa en cada ejercicio  ha de ingresarlo en el Tesoro Público en concepto de impuestos, denominándose a dicho tributo Impuesto sobre Beneficios o Impuesto sobre Sociedades.

Esta partida representa para la empresa un gasto imputable al ejercicio en el que se ha obtenido el beneficio gravado, por lo que ha de contabilizarse una vez conocido el resultado del ejercicio. La contabilización de este impuesto constituye el último asiento de ajuste del ejercicio.

El Impuesto sobre beneficios se liquidara a lo largo del siguiente ejercicio, por lo que la contrapartida de aquel gasto es una partida de pasivo representativa de la deuda contraída con la Hacienda Pública, que cabría registrar en la cuenta Impuestos a pagar o Haciendo Publica, acreedora.

 

OTROS PRINCIPIOS CONTABLES

Principios recogidos en el PGC español:

  • Principio de uniformidad. Este principio exige que los criterios que se apliquen sean uniformes a lo largo del tiempo tanto para valorar y contabilizar las distintas partidas como a la hora de elaborar los estados financieros, para conseguir que la información contable sea comparable.

 

  • Principio de prudencia. A la hora de valorar y decidir el momento en que han de reconocerse determinadas partidas, el contable puede encontrarse ante m de una alternativa razonable. En estos casos, el principio de prudencia requiere que se opte por la opción más conversadora, es decir, la que produzca un incremento menor en el patrimonio neto.

“No deben anticiparse las ganancias potenciales pero si deben reconocerse las perdidas latentes”.

El principio de prudencia no ampara la creación de reservas ocultas.

 

  • Principio de no compensación. Preservar la realidad que los saldos mostrados en los estados contables, evitando la distorsión que supondría realizar compensaciones entre los mismos.

Si una empresa e al mismo tiempo cliente y proveedor del sujeto contable, los créditos y deudas que pudieran mantenerse con aquella han de registrarse en cuentas separadas.

  • Principio de importancia relativa o materialidad. Aquellas partidas u operaciones que acarreen un efecto financiero insignificante se contabilicen de la manera más simple y menos costosa, aunque el tratamiento dado no respete lo requerido por alguno de los principios anteriormente enunciados u otras normas contables.