El Tratado de Maastricht y la UEM

El Tratado de Maastricht y la UEM

FUNDAMENTOS DE LA UNIÓN EUROPEA
Fundamentos de la integración económica
Fundamentos de la integración europea
La ampliación a los países del este y centro de Europa
La organización institucional de la Unión Europea
Las fuentes del ordenamiento jurídico de la UE
Los tratados de la Unión Europea y sus modificaciones
El Mercado Único
Servicios financieros en el Mercado Único
La Unión Económica Monetaria. UEM
Las iniciativas para la UEM
El Tratado de Maastricht y la UEM
La moneda única: el Euro
Políticas comunes de la UE I
Políticas comunes de la UE II
Políticas comunes de la UE III

EL TRATADO DE MAASTRICHT Y LA UEM

El tratado de Maastricht o tratado de la unión europea fue adoptado en la cumbre de jefes de estado y de gobierno de 1991 celebrada en la ciudad holandesa de Maastricht, y firmado el 7 de febrero de 1992 en esa misma ciudad. Entro en vigor el 1 de noviembre de 1993 e incorporo al proceso de integración europea una nueva dinámica: la realización de una unión económica y monetaria que a partir del 1 de enero de 1999 agrupara a su alrededor a todos los países que habiendo cumplido los criterios de convergencia exigidos, garanticen una gestión financiera y colaboren en la estabilidad de los precios y de la moneda única: el euro. Por tanto, con el tratado de Maastricht se modifican los tratados para establecer en la UE una unión económica y monetaria y una moneda única, incorporándose de las disposiciones necesarias para la UEM. El tratado establece también que los estados miembros lleven a cabo sus políticas económicas, con vistas a contribuir a la realización de los objetivos de la comunidad y actúen respetando el principio de una economía de mercado abierto y de libre competencia.

Para garantizar el funcionamiento eficaz del mercado interior los estados miembros deberán considerar sus políticas económicas, como una cuestión de interés común y coordinación en el seno del consejo.

El tratado de Maastricht prohíbe cualquier medida que no se base en condiciones prudenciales, que establezca un acceso privilegiado a las entidades financieras para los organismos e instituciones comunitarios  o gobiernos y entes públicos y se incorpora en el tratado una cláusula de no corresponsabilidad financiera (no bail-out)

Este tratado dispone que la segunda fase de la unión económica y monetaria debía iniciarse el 1 de enero de 1994 y antes de que ese fecha, los estados miembros debían de adoptar las medidas pertinentes y la aprobación de programas plurianuales destinados a garantizar una convergencia duradera, en especial medidas que se refieran a la estabilidad de precios y a la convergencia presupuestaria.

Al inicio de la segunda fase, el tratado dispone la creación de una institución monetaria de carácter transitorio, el instituto monetario europeo (IME) y la disolución del comité de gobernadores de bancos centrales.

LA PREPARACION DE LA TERCERA FASE DE LA UEM. EL INSTITUTO MONETARIO EUROPEO

Al crearse el IME fueron disueltos el comité de gobernadores de bancos centrales y el fondo europeo de cooperación monetaria (FECOM), pasando automáticamente los activos y pasivos del FECOM al IME.

El IME se creó para contribuir a establecer la condiciones  necesarias para la transición a tercera fase de la UEM, en especial a través del fortalecimiento de la coordinación de las políticas monetarias que garantizasen la estabilidad de precios y la realización de los trabajos preparatorios necesarios para la constitución del SEBC, la aplicación de política monetaria única, la creación de una moneda única en la 3ª fase y la supervisión del desarrollo de ECU. El IME tenía personalidad jurídica propia, independiente con recursos propios formados por las contribuciones de los bancos centrales nacionales.

Estaba gestionado por un presidente y los gobernadores de bancos centrales regionales. Al constituirse el banco central europeo, se liquidó el IME y su pasivo pasó a aquel.

También a lo lardo de la segunda fase, se debía fortalecer la cooperación entre los bancos centrales nacionales y reforzar la coordinación de las políticas monetarias y cambiarias, su finalidad era promover un elevado grado de convergencia macroeconómica y de estabilidad de precio. El IME debía actuar como un foro de consultas para el intercambio de información de carácter monetario, ya que la responsabilidad última sobre la definición y ejecución de la política monetaria recia todavía sobre las autoridades nacionales.

LA INDEPENDENCIA DE LOS BANCOS CENTRALES NACIONALES

El tratado establece, que a más tardar, en la fecha de constitución del SEBC los estados miembros se habrán preocupado de que su legislación nacional fuese compatible con el tratado y los estatutos del SEBC. Esto conlleva la independencia de los bancos centrales.

Los estatutos de los bancos centrales debían adaptarse para hacerlos  compatibles con los del SEBC, y en especial en lo referente a la independencia y al objetivo fundamental de la estabilidad de precios. En concreto para que se cumpliese este último objetivo, era primordial que los órganos rectores del SEBC no estuvieran sometidos a directrices o mandatos de otros órganos, que pudiesen afectar a la estabilidad de precios.

Hasta que no participen en la segunda fase Gran Bretaña e Irlanda del norte que exentos de aplicarlo así como Dinamarca.

RAZONES PARA LA INDEPENDENCIA DE LOS BANCOS CENTRALES

Con un funcionamiento imperfecto de la economía, con unos sistemas políticos, en ocasiones poco disciplinados en materia de gastos, que pueden verse tentados a tomar medidas que les aporten beneficios a corto plazo, aunque tengan un sesgo inflacionista, despreciando los costes a largo plazo, la existencia de una autoridad monetaria central independiente, con responsabilidad en la estabilidad de precios, garantiza en buena medida que haya una inflación menor.

ActivoEntradaSTOP /PROFITResultado
15/11/18
VENTA: 9050
S: 9286
TP: 8664
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 8828
S: 8890
TP: 8635
-62
24/10/18
VENTA: 7132
S: 7214 TP: 6951
+181
22/10/18
VENTA: 2758
S: 2783 TP: 2719
+39
22/10/18
VENTA: 25302
S: 25643
TP: 25046
+256
22/10/18
VENTA: 3209
S: 3294
TP: 3097
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 5.14
S: 5.26
TP: 5
+140
22/10/18
VENTA: 8905
S: 9031
TP: 8778
+82
17/10/18
VENTA: 9.064
S: 9.181
TP: 8839
+225
3/9/18
VENTA: 9400
S: 9500
TP: 9201
+199
10/9/18
VENTA: 9.271
S: 9300
TP: 9121
-29
10/9/18
COMPRA: 22.478

S: EN ENTRADA
TP: 23.019
+541
10/9/18
COMPRA: 7.411

S:7.384
TP: 7.480
+69
10/9/18
VENTA: 12.008
S:12.043
TP: 11.906
+102
13/9/18
COMPRA: 11.047
S: 10.750TP: 11.973
EN MERCADO
10/9/18
COMPRA: 1.16180

S: 1.16060 TP: 1.16500
+32

 LA CONVERGENCIA ECONOMICA Y LOS CRITERIOS DE CONVERGENCIA NOMINAL.

La convergencia se ha convertido en uno de los objetivos fundamentales de los estados miembros que quieren acceder a la tercera fase de la UEM.

El tratado de Maastricht recoge los criterios de convergencia, agrupados alrededor de los siguientes grandes epígrafes; precios, finanzas públicas, estabilidad cambiaria y tipos de interés.

La convergencia en la estabilidad de precios supone un nivel de inflación reducido y sostenido en la UE. Para ello deberían producirse al menos factores coyunturales (evolución de los agregados monetarios) y factores estructurales (creciente competencia en los mercados bienes y servicios, vinculada a la privatización, a la desregulación y a la mayor integración internacional)

Un esfuerzo de consolidación fiscal tiene ventajas a medio plazo, ya que afecta de forma positiva al crecimiento económico y al desempleo.

La estabilidad cambiaria es uno de los elementos esenciales para lograr el grado de convergencia sostenible. Las expectativas de los mercados financieros respecto a la entrada  en vigor de la moneda única y al creciente nivel de convergencia nominal alcanzado contribuyeron a la estabilidad a una importante reducción de los tipos de interés a largo plazo.

LA TERCERA FASE. LA ESTRATEGIA DE LA POLITICA MONETARIA Y LA POLITICA CAMBIARIA.

La preparación de la tercera fase era una de las principales tareas que tenía encomendadas el IME, para que el SEBC puede establecer desde el inicio de la tercera fase y pudiese ejercer sus funciones plenamente. Para ello, el IME, tenía que actuar en diversos ámbitos y en especial en los siguientes; política monetaria, política cambiaria, estadísticas, sistemas de pagos y emisión de billetes.

En febrero de 1997 el IME público un informe donde se identificaban dos opciones como base para la estrategia potencial en la tercera fase; 1. Establecer un objetivo en términos de un agregado monetario o 2, establecer un objetivo directo de inflación.

Las opiniones sobre las estrategias monetarias estaban divididas. Algunos bancos como el de Inglaterra, el de Finlandia o el de Suecia, tenían objetivos de inflación explícitos basados en una previsión de la inflación futura. Otros como el Bundesbank no tenían fijados oficialmente ningún límite anual para la inflación y tenían un excelente historial anti inflacionista. Se pedían Tb. mayor transparencia al BCE.

El consejo de gobernadores del BCE acordó en Fráncfort el día 13 de octubre de 1998 adoptar una estrategia de política monetaria, en base a: 1 un agregado monetario y 2. Una definición cuantitativa del objetivo de estabilidad de precios. Según esta definición, la estabilidad de precios supone un crecimiento anual del índice armonizado de precios al consumo para la zona euro inferior al 2%.

 POLITICA CAMBIARIA

Desde principio de la 3ª fase el SEBC debía de estar preparado para dirigir una política de tipos de cambio única. Esto requería que a lo largo de la segunda fase se debería preparar fundamentalmente, las trasferencia de activos en divisas desde los bancos centrales nacionales al BCE, la gestión de las reservas de los bancos centrales nacionales y del BCE en la organización de la intervención en los mercados de divisas y las relaciones cambiarias con las divisas de los estados miembros no participantes en la tercera fase.

En la cumbre de Bruselas del 2 de mayo de 1998 se acordaron los tipos de cambios bilaterales para las monedas de los estados miembros del área del euro.

El 31 de diciembre de 1998 el BCE hizo público el tipo de conversión irrevocable del euro respecto a las monedas participantes.

LA TRANSICION A LA MONEDA UNICA

El establecimiento de una moneda única es el último eslabón de la unión económica y monetaria. En el informe delors se aconsejaba, el establecimiento de una moneda única al final del proceso de UEM como un elemento más de dicho proceso. En el tratado de la unión europea se prevé la introducción rápida de la moneda única desde el principio de la tercera fase de la UEM.

La marcha hacia la UEM se vio afectada por la aparición de fuertes desequilibrios en la UE (recesión, desempleo,….)

La opinión pública empezó a cuestionar algunos pactos del desarrollo de la unión, teniendo en cuenta que el tratado fue configurado cuando la comunidad estaba atravesando una etapa de auge económico.

Consciente de estas preocupaciones la comisión público en marzo de 1995 el libro verde para la introducción de la moneda única.

EL CONSEJO EUROPEO DE MADRID Y EL ESTATUTO JURIDICO DEL EURO

El consejo europeo de Madrid se celebró los días 15 y 16 de diciembre de 1995, habiéndose decidido cuestiones fundamentales para el futuro de la unión europea, entre las que figuran;

  1. la adopción del escenario para la introducción de la moneda única
  2. la fecha de inicio de la tercera fase: 1 de enero de 1999
  3. la denominación de la moneda única como euro a partir del 1 enero de 1999
  4. la continuación de la reflexión sobre el futuro de Europa en essen y continuada en Cannes y formentor.
  5. la decisión de lanzar la conferencia intergubernamental el 29 de marzo de 1996 para establecer la condiciones políticas e institucionales de la UE
  6. la necesidad de establecer el marco jurídico del euro.

A lo largo del semestre de la presidencia española se culminó en el consejo europeo de Madrid, se creó un grupo de trabajo, para analizar la continuidad de los contratos legales que podían producirse con la introducción  de la moneda única sobre los contratos denominados  en monedas nacionales de los estados miembros que participen en el área del euro o contratos denominados ECU-cesta.

EL EXAMEN FINAL DE LA CONVERGENCIA. LA CUMBRE DE BRUSELAS.

El tratado preveía dos fechas alternativas para el inicio de la tercera fase, 1997 y 1999. Al final fue en 1999.  Concretamente a mediados de diciembre de 1996 el consejo de jefes de estado o de gobierno confirmo que le procedimiento en el tratado seria aplicado tan pronto como fue posible en 1998 para que la tercera fase de la UEM se iniciase el 1 enero de 1999.

Los informes de convergencia de marzo de 1998 de la comisión y del IME mostraron que once países miembros de la unión estaban preparados para la UEM. El 2 de mayo de 1998 en la cumbre de Bruselas, el consejo europeo a nivel de jefes de estado o gobierno acordó. 1. los países que iban a participar en la moneda única 2. los tipos de cambio bilaterales y 3 los miembros del consejo ejecutivo del BCE.

 EL NUEVO MECANISMO DE TIPOS DE CAMBIO (MTC II)

El consejo europeo invito al ECOFIN a elaborar un proyecto de reglamento para el consejo europeo de Ámsterdam de junio de 1997.

El consejo europeo de Ámsterdam acordó el establecimiento de un nuevo mecanismo de tipos de cambio y sus elementos básico, al inicio de la tercera fase de la UEM, el 1 de enero de 1999. El SME sería sustituido por el nuevo mecanismo de tipos de cambio (MTC II), que vinculara las monedas de los estados no participantes a la zona del euro.

El euro será el centro del MTC II.

OBJETVOS Y CARACTERISTICAS DEL MTC II

El mecanismo de tipos de cambio contribuirá a asegurar que los estados miembros fuera de la zona del euro y participantes en el MTC II orienten sus políticas hacia la estabilidad y la convergencia, para incorporarse al euro con posterioridad.

Será voluntaria la participación en el MTC II.

La banda normal de fluctuación será relativamente amplia y los tipos centrales seguirán siendo la referencia para los estados miembros no participantes en el área del euro.

El MTC II se basara en unos tipos centrales frente al euro. Para afianzar la coordinación y evitar desajustes en el mercado se vigilaran los desajustes de los tipos de cambio nominales entre el euro y las demás divisas de la UE.

 SISTEMA DE PAGOS. EL TARGET

Los flujos de pagos entre los países de la unión europea dependen esencialmente de los corresponsales bancarios, pero se supone que esos no serán suficientes en la zona euro para manejar el elevado volumen de pagos interbancarios.

Por ello se implantó una estrategia basada en una armonización mínima de los sistemas nacionales y una infraestructura común para implantar un nuevo sistema de transferencias de pagos en la tercera fase denominado sistema TARGET.

El TARGET es un sistema de transferencias de fondos interbancarios que sirve para: apoyar la integración del mercado monetario y facilitar el funcionamiento de la política monetaria única en la tercera fase de la UEM. Este sistema hace que el proceso de los pagos intrafronterizos denominados en euros sea tan sencillo como son los pagos nacionales. El objetivo fundamental es por tanto, permitir los pagos en el área del euro, con un coste reducido, elevada seguridad y en el mínimo tiempo posible.

  MARCO FISCAL Y DISCIPLINA PRESUPUESTARIA EN LA UEM. EL DEFICIT PÚBLICO Y EL PACTO DE ESTABILIDAD Y CRECIMIENTO.

A partir de la década de los años 70 aparece un importante déficit presupuestario en los países de la unión europea como resultado de las crisis energéticas que dieron lugar a: 1. políticas económicas inadecuadas para hacer frente a las crisis, 2. descenso de la actividad económica y por tanto del crecimiento económico e incremento del desempleo y aumento del gasto público.

La mejora de la actividad económica coincidiendo con la expansión del ciclo económico en los países industriales iniciado en 1982-83 posibilito: 1. una ralentización del gasto público en las economías europeas. 2. una toma de conciencia de la necesidad de reducir el déficit publico aprovechando el auge expansivo de la economía y 3. La preocupación por los efectos económicos que un sector público demasiado importante puede ejercer sobre la competencia, el empleo y la producción. Coincidiendo con la puesta en marcha de la 1ª fase de la UEM, se produjeron dos hechos significativos que incidieron negativamente en la situación presupuestaria de los estados miembros: 1. la unificación alemana y 2. La recesión económica de principios de los años 90.

A estos dos hechos se sumó la política pro cíclica seguida por muchos estados miembros que tomaron la formulación del criterio de déficit presupuestario excesivo.

La disciplina presupuestaria es indispensable para la unión económica y monetaria, dado que una política, con gobiernos responsables de las políticas presupuestarias precisa de un marco institucional en materia fiscal. En la UEM este marco institucional ha venido proporcionado por el pacto de estabilidad y crecimiento (PEC).

El marco fiscal a su vez debe tener unas características determinadas, para que sea el complemento de una política orientada a la estabilidad de los precios y pueda impulsar el crecimiento y el empleo. Las características son:

  1. debe ser simple y poderse hacer cumplir
  2. debe garantizar la sostenibilidad y saneamiento de las políticas fiscales de los países de la zona del euro.

Alemania planteo, en noviembre de 1995, un pacto de estabilidad, que incluía sanciones automáticas que no ajustasen estrictamente a la convergencia presupuestaria.

En el consejo de Dublín de diciembre de 1996 se llegó a un acuerdo definitivo sobre el pacto de estabilidad para la tercera fase de la UEM, y sobre sus principales elementos, solicitándose a su vez, la elaboración de un pacto de estabilidad y crecimiento.

En el consejo europeo e Ámsterdam de 1997, se llegó a un acuerdo definitivo. El pacto de estabilidad y crecimiento no altera los requisitos para participar en la tercera fase de la UEM, los estados miembros seguirán siendo responsables de sus políticas presupuestarias nacionales. El pacto de estabilidad y crecimiento acordado en la cumbre de Ámsterdam, contiene disposiciones de la convergencia presupuestaria. Los compromisos que afectaban a los estados miembros eran los siguientes:

  • se comprometen a respetar el objetivo presupuestario a medio plazo establecido en sus programas de estabilidad o convergencia.
  • Los estados miembros harán públicas las recomendaciones que les haga el consejo.
  • Se comprometen a adoptar las medidas correctoras en materia presupuestaria que estimen necesarias, para alcanzar los objetivos de estabilidad o convergencia.
  • Pondrán en práctica cuanto antes, los ajustes correctores, cuando exista información de riesgo de déficit excesivo
  • Si existe déficit excesivo se debe corregir antes de un año a partir de su detención.
  • La existencia de grave recesión es uno de los motivos de excepción para la corrección inmediata del déficit excesivo. ( caída del PIB real anual igual o mayor al 0.75% = recesión)

La aplicación del pacto se basa en dos elementos fundamentales:

  1. la supervisión multilateral. Los estados miembros de la zona presentan un programa de estabilidad que se actualiza anualmente con los objetivos de la hacienda pública. Los países no participantes en la zona del euro elaboran programas de convergencia. Ambos programas sirven de la base para la supervisión multilateral del consejo.
  2. el procedimiento del déficit excesivo. El objetivo es la corrección de un déficit excesivo.

LA REFOMA DEL PACTO DE ESTABILIDAD Y CRECIMIENTO

Desde el 2000, la posición fiscal de algunos países del área euro ha ido en claro deterioro. Para salir de la crisis provocada por el incumplimiento de las reglas sobre disciplina fiscal de algunos estados miembros, la comisión se puso a trabajar desde principios de 2004 para llevar a cabo una reforma de PEC poniendo el acento más en la evolución de la deuda pública que en los déficit anuales excesivos.

Según las reglas del pacto, para que un país estuviera exento de las sanciones derivadas de su incumplimiento, debía tener una contratación económica del 2% de su PIB, lo que se consideraba prácticamente imposible que sucediese en las economías europeas.

Los países afectados por déficit excesivos consideraban que no se podía aplicar el mismo rigor a países que tenían su deuda publica inferior al 40% del PIB y que además no tienen que financiar jubilaciones por reparto (reino unido e Irlanda), frente a los países que teniendo déficit excesivos tienen un endeudamiento que sobrepasa el 100% del PIB. (Italia, Grecia y Bélgica).

Con la intención de flexibilizar las reglas acordadas del PEC y dar margen a los países de la UEM que están incumpliendo sus reglas, el día 3 de septiembre de 2004, el comisario de asuntos económicos y monetarios, presento sus propuestas para reformar el pacto de estabilidad y crecimiento, en el documento: << reforzando la gobernanza económica y clarificando el desarrollo del pacto de estabilidad y crecimiento>>.

Las tensiones acumuladas en la aplicación del PEC habían propiciado una pérdida de credibilidad institucional, sin renunciar a los valores de referencia del 3% para el déficit público y del 60% para la deuda pública. También amplio la corrección del déficit a más de un año según la condición económica del país.

La propuesta de reforma afecta a la cláusula de excepción, para un país que se encuentre en recesión o que su crecimiento económico se reduzca en un año más de un 2%. También los países.

Con estas propuestas se pretendía poner fin al enfrentamiento que se venía produciendo desde 2003 entre la comisión y los dos países centrales de UEM (Francia y

Alemania)

  EL EMPLEO

Los datos disponibles demuestran que desde 1970 se ha producido un incremento del desempleo en la UE. La mayor parte del desempleo es estructural y que la perspectiva de un mayor nivel  de crecimiento en la economía de los estados miembros no será suficiente para absorber de forma destacada y sostenida el nivel de desempleo, cosa que no ocurre con Estados Unidos.

La necesidad de reformas estructurales en los mercados de trabajo se ha recordado en sucesivos consejos europeos, haciendo hincapié en la movilización de todas las políticas, especialmente mediante la aplicación de una política macroeconómica que incluya una gestión macro prudencial de las finanzas públicas, con el objeto de orientar el ahorro hacia inversión productiva generadora de puestos de trabajo y no a la financiación de los déficit públicos mediante el desarrollo de una política estructural favorecedora de acciones activas a favor del empleo.

En el consejo europeo de Florencia de junio de 1996 se propuso un pacto europeo de confianza para el empleo con tres objetivos fundamentales y una estrategia global. En 1997 se introdujo el empleo en el tratado de la UE lanzando la estrategia europea del empleo (EEE) en la cumbre europea de Luxemburgo sobre el empleo y reforzado posteriormente en la cumbre europea de Lisboa (marzo 2000), al diseñarse una estrategia encaminada a lograr en el años 2010 un tasa de empleo del 70% general y del 60% femenino en particular.

En la cumbre europea de Estocolmo (marzo 2001), se añadieron los objetivos intermedios y uno adicional, la tasa de empleo debía alcanzar el 65% en 2005 y el 57% femenino. La cumbre de Barcelona (marzo 2002) confirmo que el empleo era el objetivo de la unión europea y en el mes de julio de 2003 el consejo aprobó la nueva EEE en base a una propuesta de la comisión. Esta nueva guía de empleo cubre el periodo 2003-2010 y sus objetivos son:

  • Pleno empleo
  • Promoción de calidad y productividad en el trabajo
  • Reducción de las disparidades sociales y regionales en relación con el empleo

Con el fin de concretar las políticas de empleo y las políticas sociales se creó en 2003 la cumbre tripartita.

El 20 de diciembre de 2006 se creó el fondo europeo de adaptación a la globalización (FEAG). Su periodo de aplicación está vinculado al marco financiero que va desde el 1 de enero 2007 al 31 de diciembre 2013. El FEAG concede ayudas financieras si como consecuencia de los cambios en los patrones de comercia y se produce: 1. un incremento importante de las importaciones en la UE, 2.una disminución acelerada de la cuota de mercado de la UE.

 LA MEJORA DE LA GOBERNANZA EN LA UEM.

Se debe entender como un sistema de gobernanza económica eficaz la adaptación de las instituciones y las practicas que gobiernan las decisiones de política económica en la UEM para mejorar su funcionamiento y su imagen a escala global.

Desde el inicio de las crisis financiera internacional en el año 2007, lo retos se plantean en un escenario diferente del previsto hace unos años y ha sido necesario adoptar una agenda más ajustada el cambio experimentado por la economía europea y la economía global. La comisión europea propuso una agenda basada en tres pilares:

  • Una agenda de política interna
  • Una agenda de política externa
  • Un sistema de gobernanza económica más eficaz

La agenda de política interna está orientada a: 1. el fortalecimiento de la vigilancia en ámbitos relacionados con la política fiscal, las finanzas públicas, los desequilibrios macro económicos  en el área del euro y también en los países candidatos a participar en la eurozona. 2 políticas estructurales más integradas, tratando de eliminar los obstáculos a la integración de los mercados de bienes y de los mercados de trabajo para mejorar el funcionamiento global de la eurozona.

La agenda de política externa tiene como objetivo fundamental impulsar el papel del área del euro en la gobernanza económica global.

El ECOFIN como un foro de toma de decisiones de política económica y el Eurogrupo como una plataforma para mejorar y ampliar la coordinación de la política económica y la vigilancia fiscal de UEM, han constituido los principales elementos de gobernanza económica en la UE. La crisis económica y financiera global a la que ha seguido la crisis de la deuda soberana en algunos países de la UEM, ha llegado a la necesidad de reforzar la gobernanza económica en la unión económica y monetaria. El 29 de septiembre de 2010 la comisión adopto un paquete legislativo para reforzar la gobernanza económica en la UEM y en la UE. El objetivo que la UE y la zona del euro salgan beneficiados de una coordinación más eficaz de la política económica.

 

Autor: Cristian Madero

FUNDAMENTOS DE LA UNIÓN EUROPEA
Fundamentos de la integración económica
Fundamentos de la integración europea
La ampliación a los países del este y centro de Europa
La organización institucional de la Unión Europea
Las fuentes del ordenamiento jurídico de la UE
Los tratados de la Unión Europea y sus modificaciones
El Mercado Único
Servicios financieros en el Mercado Único
La Unión Económica Monetaria. UEM
Las iniciativas para la UEM
El Tratado de Maastricht y la UEM
La moneda única: el Euro
Políticas comunes de la UE I
Políticas comunes de la UE II
Políticas comunes de la UE III