La disfusión de la industriailzación

La disfusión de la industriailzación

Historia Económica Mundial
Historia económica y desarrollo económico
La invención de la agricultura y las sociedades de la antiguedad
Expansión y crisis en la Europa moderna
La Edad Media: bases de la expansión europea
El mundo en vísperas de la Revolución Industrial
La Revolución Industrial
La difusión de la indsutrialización
Segunda Revolución Industrial y globalización
PREGUNTAS RESUELTAS. 100 preguntas para el exámen. UNED
TEST CON SOLUCIONES. Temas 1-5

TEMA 7. LA DIFUSION DE LA INDUSTRIALIZACION (1815-1913)

  1. Tras los pasos de Albion
  2. Los países seguidores
  3. Belgica, el primer seguidor
  4. Francia, la excepción a las reglas
  5. Alemania, un largo proceso de industrialización
  6. La industrialización temprana fuer de Europa: Estados Unidos
  7. Los atrasados en la industrialización
  8. La periferia europea
  9. El crecimiento económico en Rusia durante el siglo XIX
  10. El atraso español
  11. El pionero asiático, Japon
  12. La industrialización y el triunfo del librecambio. La supreacia británica
  13. El mundo tras la industrialización

TRAS LOS PASOS DE ALBION

En este capitulo analizamos como los cambios llegaron a algunos países europeos, EEUU y Japón.

  • Revolución Industrial: de paso a una economía basada en combustibles fósiles y las maqunas.
  • Industrialización: proceso de difusión de estas innovaciones a otros regiones o países, a través de la imitación o adaptación, que resultan cambios estructurales del mismo tipo que en Gran Bretaña.

Alexander Gerschenkron señalaba que el atraso económico podía ser en ciertas circunstancias una ventaja, que acortaría la duración y reduciría los costes de la industrialización a través de varios mecanismos:

  • Adoptando las técnicas más novedosas de los países avanzados, ahorrándose los costes de las soluciones técnicas intermedias.
  • Estableciendo de entrada unidades productivas más grandes con las consiguientes económicas de escala.
  • Gracias a una intervención más activa del Estado o la banca, una vez conocido el camino a seguir.

 

LOS PAISES SEGUIDORES

  • Bélgica, el primer seguidor

Bélgica es el alumno aventajado de Gran Bretaña en la difusión de la industrialización.

Similitudes con el modelo ingles: Pautas de crecimiento en los sectores modernos, formación del sector agrario y de los transportes y apertura comercial.

Una de las grandes diferencias con el modelo inglés es el papel que desempeño el Estado, mucho más activo que en Gran Bretaña, o la evolución del territorio como entidad política hasta su independencia en 1830.

La modernización de la economía en los territorios belgas era un hecho en las últimas décadas del siglo XVIII.

Hasta 1795 Bélgica fue un conglomerado de territorios con muchas herencias feudales. Entre 1795 y 1815 quedo incorporado a Francia, lo que le permitió beneficiarse de las transformaciones introducidas por la legislación revolucionaria y napoleónica, y de paso del bloqueo continental.

Entre 1815 y 1830 paso a formar parte del reino de los Paisa Bajos, hasta la independencia definitiva en 1830.

Hubo una primera fase de crecimiento a finales del siglo XVIII, que se truncó tras 1830 perdiendo lo mercados exteriores que había tenido bajo la soberanía francesa y holandesa.

ActivoEntradaSTOP /PROFITResultado
15/11/18
VENTA: 9050
S: 9286
TP: 8664
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 8828
S: 8890
TP: 8635
-62
24/10/18
VENTA: 7132
S: 7214 TP: 6951
+181
22/10/18
VENTA: 2758
S: 2783 TP: 2719
+39
22/10/18
VENTA: 25302
S: 25643
TP: 25046
+256
22/10/18
VENTA: 3209
S: 3294
TP: 3097
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 5.14
S: 5.26
TP: 5
+140
22/10/18
VENTA: 8905
S: 9031
TP: 8778
+82
17/10/18
VENTA: 9.064
S: 9.181
TP: 8839
+225
3/9/18
VENTA: 9400
S: 9500
TP: 9201
+199
10/9/18
VENTA: 9.271
S: 9300
TP: 9121
-29
10/9/18
COMPRA: 22.478

S: EN ENTRADA
TP: 23.019
+541
10/9/18
COMPRA: 7.411

S:7.384
TP: 7.480
+69
10/9/18
VENTA: 12.008
S:12.043
TP: 11.906
+102
13/9/18
COMPRA: 11.047
S: 10.750TP: 11.973
EN MERCADO
10/9/18
COMPRA: 1.16180

S: 1.16060 TP: 1.16500
+32

El crecimiento belga se apoyó en la producción de bienes intermedios asociados y el rápido crecimiento de la siderurgia. Se construye la primera locomotora del continente en 1835, solo 10 años después de la de Stephenson.

Las transformaciones institucionales y la iniciativa del Estado desempeñaron un importante papel en el modelo belga.

Lo que favoreció la industrialización:

  • Primer lugar. Reestructuración del sector agrario, al privatizar las propiedades de la Iglesia y las tierras comunales. Se pasó al predominio de grandes explotaciones agrarias con trabajo jornalero. Como resultado, el sector agrario libero mano de obra para las nuevas industrias modernas.
  • Segundo lugar. El Estado intervino en la inversión directa en la industria a través de la creación de la societe Generale. Las principales inversiones fue la mejora de las infraestructuras, sobre todo el ferrocarril, dotando a Bélgica de la red ferroviaria más densa del continente. Otro banco que también intervino en inversiones industriales fue la Banque de Belgique.
  • Tercer lugar. Orientación a los mercados exteriores. La pequeña dimensión del país limitaba su crecimiento. Su situación geográfica le permitía acceder a los principales mercado europeas. Se optó por una política librecambista con sus vecinos. Su crecimiento también está muy vinculado a la llegada de técnicos y trabajadores británicos.
  • Francia, la excepción a las reglas

el modelo francés ha sido una anomalía a la hora de aplicar las pautas para la industrialización. Su ritmo de crecimiento nunca fue muy rápido, ni tuvo sectores directores tan definidos como Gran Bretaña.

Para muchos historiadores, Francia representa una vía alternativa que llega prácticamente a los mismos resultados y con ventajas en términos de bienestar social.

Resalta la diferencia con el caso inglés. Tasas de natalidad muy inferiores a las británicas. El lento crecimiento de la población está relacionado con el modelo agrario, lo que impedía liberar mano de obra para otros sectores. La urbanización fue baja lo largo de todo el siglo.

Un rasgo característico de la de Francia es que su sociedad era mayoritariamente rural.

El bajo crecimiento demográfico condujo a un elevado nivel de empleo, que se tradujo en una progresiva incorporación de la mujer al trabajo en el siglo XIX.

El peso rural de la economía francesa deriva de la evolución de las estructuras agrarias. Con la abolición de los derechos feudales, los antiguos explotadores directos de la tierra se convirtieron en propietarios. Dominaban las explotaciones pequeñas, cultivadas por campesinos propietarios.

El crecimiento de la productividad fue muy pobre. Aunque la agricultura mantuvo una relativa prosperidad gracias a los precios altos garantizados por la política proteccionista.

Dotación de recursos energéticos. La producción de carbón mineral resulto insuficiente, y sus costes de extracción y transporte eran mucho mayor que en Inglaterra y Bélgica, peo el consumo de energía durante las primeras fases está vinculado a recursos tradicionales. El aumento de la producción industrial incremento las necesidades de carbón mineral importado.

Ausencia de un sector líder en la industrialización. En Francia primaban las industrias de bienes de consuno, y destacaba e textil. El textil de algodón crece notablemente. Al abrirse los mercados exteriores en la década de 1860 no pudo hacer frente a la competencia y se estancó. El sector más dinámico fue el de la seda, apoyado en innovaciones técnicas que resultaron decisivas para conquistar el sector exterior.

En la siderurgia, la industrialización francesa estuvo marcada por la dispersión geográfica  la pequeña dimensión de las instalación. Utilizan carbón vegetal como combustible.

Los ritmos de crecimiento son lentos en la primera mitad del siglo, tanto en la industria como en la agricultura. A partir de la década de 1850 s produce un cambio de ritmo, con tres etapas marcadas:

  • 1850-1870. Primera expansión. Crecimiento agrario basado en la extensión del área del cultivo por reducción del barbecho. Crecimiento de la especialización. Parte de los cultivos se orienta hacia los mercados.

La expansión del ferrocarril tiene efectos de arrastre sobre sectores diversos. Las mejoras en infraestructuras repercuten en el sector industrial, con un papel líder del sector de bienes de producción. El crecimiento de la red ferroviaria alimenta la demanda de productos siderúrgicos.

La demanda interior tira de las manufacturas con un fuerte crecimiento en el algodón. Importante mejora de las tasas de inversión industrial, debido a la implicación del sector financiero.

El grueso de la financiación sigue dependiendo de la reinversión de los beneficios de las empresas.

Dualismo entre regiones: temprana modernización en el norte, y oeste y sur dominada por técnicas tradicionales y peso del sector agrario. No quiere decir que la productividad de la industria fuera baja.

El cambio más importante es en el comercio exterior, con una orientación hacia el librecambio tras la firma del acuerdo con Gran Bretaña en 1860. El tratado Cobden-Chevalier; Inglaterra recibiría sin tasas artículos de seda, moda, frutas y otros y rebajarían los aranceles de los vinos franceses. Se aplicaría la cláusula de nación más favorecida.

La balanza comercial casi siempre fue excedentaria.

  • 1870-1890. Crisis. Efectos de la guerra franco-prusiana, que acaba con la derrota francesa y la perdida de Alsacia y Lorena, dos de los polos industriales más avanzados que se incorporan a Alemania, con el pago de una cuantiosa indemnización.

A la crisis se suma efectos de la depresión de 1873 + liberalización arancelaria + descenso en el ritmo de crecimiento económico + problemas en el sector agrario à merma la renta de muchos agricultores. Esto frena el crecimiento demográfico.

Problema grave de la industria: escasez y altos costes del carbón, importado casi en un tercio del consumo.

El capital se dirigía más hacia el exterior que al fomento de la industria interna. Lo compensaba los planes del Estado en obras públicas, que suponen un aumento del gasto público y frena la caída de la demanda industrial, al estimular la construcción de nuevas vías férreas.

  • 1890-1914. Rápido crecimiento e innovación. Vuelta al proteccionismo a partir del arancel Meline (1892), ayuda a recobrar parte del vigor del sector agrario y del mundo rural.

Esta fase está caracterizada por el crecimiento de los nuevos sectores de la segunda Revolución Industrial, con un fuerte componente innovador, como el eléctrico, químico o la automoción. Desarrollo de la energía hidroeléctrica.

Mayor integración en la economía internacional, con un aumento del comercio exterior. Francia consigue un excedente comercial derivado de las exportaciones de manufacturas y productos orientados a una demanda de calidad, mientras que Gran Bretaña exporta materias primeras (principalmente carbón) y bienes semiacabados.

  • Alemania, un largo proceso de industrializcion

Alemania es el ultimo casi de la primera oleada industrializadora europea. A comienzo del siglo XIX, su territorio era un conglomerado de estaos independientes entre los que destacada el reino de Prusia. El prceso de unificación culmino por tanto en el ultimo tercio del siglo con la constitución del Imperio almena, cuando el crecimiento económico industrial era ya un hecho.

La inexistencia de un mercado interior, con aranceles y mmonedas distintos, condiciono el desarrollo en la primera mitad del siglo XIX. Otras diferencias importantes en los territorios alemanes: estructura agrarias muy distintas entre el Oeste y el Este.

El inicio del proceso de modernización vino ed la mano de la eliminación ed los vestigios del Antiguo Regimen. Con la invasión napoleónica se aplicaron en Prusia los decretos de 1807 y 1811 que abolían la servidumbre, y permitían el acceso de los campesinos a la propiedad agraria. Estos decretos permitieron a los antiguos señores –junkers- consolidad sus propiedades y abrirse a los mercados.

Importante ampliación de la superficie cultivada con la privatización de terrenos comunales. En el Oeste predominaban explotaciones as reducidas. Las mejoras de productvidad y los nuevos métodos de explotación permitieron un importante aumento del producto agrario. Los ingresos de estas exportaciones servían en parte para saldar las compras de tecnología y maquinaria moderna.

El impulso de la industrializacion alemana viene ligado a la formcion de un gran mercado interior entre las décadas de 1830 y 1850. Unión aduanera Zollverein à Unificación monetaria y desarrollo de la red de transportes.

La unión aduanera se llevo a cabo de la mano de Prusia, foverece la integración con los estados vecinos. La unión aduanera termina agrupando a la mayor parte de los territorios alemanes.

Prusia impuso su criterior con una política de apertura exterior.

Alemania contaba con varios sistemas monetarios que quedaron reducidos a dos: la zona del gulden que agrupaba a los estados del sur, y la del talero al norte. En 1838 se fijaba el cambio entre el gulden y el talero, dándose un paso decisivo hacia la moneda única, aunque esto no se materializa hasta 1871 con el establecimiento de mercado.

Rápido desarrollo de las infraestructuras del transporte de la mano del ferrocarril. Las primeras líneas se equipan con railes británicos, mas baratos que los alemanes. Se impulsa la navegación fluvial.

La formación de un gran mercado interior esta ligada al descenso de los precios del transporte. La introducción de maquinas de vapor mas eficientes y la inversión de capitales incrementaron rápidamente la producción de carbón.

Constitución de sociedades financieras y bancos orientados a la inversión industrial, bajo la forma de sociedades anónimas. Es el comienzo de la banca universal, llamada asi porque combina el crédito en los negocios comerciales a corto plazo y la financiación a largo plazo de proyectos industriales. Esta vinculación entre banca e industria permitia un mejor acceso al ahorro que contribuia al aumento de la tasa de inversión industrial.

A partir de mediados del siglo se inicia una fase de rápido crecimiento. El sector agrario conoce un notable aumento de productividad, que libera un importante excedente de mano de obra campesina que alimentara el despegue industrial. El excedente agrario en la balanza comercial sirve para obtener mercancías.

Empieza a expandirse el sector libder de la industria alemana: el minerosiderurgico con la creciente extracción de carbón, donde se forma el mayor complejo siderúrgico alemán.

En la década de 1850 se conforman las bases del despegue industrial alemán,caracterizado por el peso de los sectores de bienes de capital en la estructura industrial. El ector algodonero no tiene apenas un peso significativo. El sector lanero esta mucho mas extenidod.

La consolidación del crecimiento industrial tiene lugar entre 1871 y 1914, con varios rasgos caracteristicos:

  • Peso de la innovación y desarrollo técnico.
  • Transformación de la educación superior, con universidades, que daban gran peso a la ciencia y la tecnología. Esto permitio contar con una mano de obra alfabetizada y el auge de ingenieron y técnicos altamente cualificados.
  • Aumento de las necesidades de financiación de los nuevos sectores estrecha ls lazo entre banca e industria, y favorece las normas de concentración empresarial. Esta concentración permite economías de escala y aumentos de productividad que facilitan l venta de los productos en el exterior.
  • La industrializacion temprana fuera de Europa: Estados Unidos

El primer país en dar el salto a la industrializacion fuera de Europa, apoyao por una enorme dotación de recursos natuales y la gran extensión de su territorio.

A lo laro del siglo XIX una gran expansión demográfica à crecimiento vegetativo. Al crecimiento se sumo la inmigración europea. Lo snegros, a primera mitad del siglo suponen un 15% de la población, un 90% de ellos esclavos. La población indígena autóctona era prácticamente insignificante.

Escasez del factor trabajo. Inventivo la búsqueda de ahorros de mano de obra a traves de innovaciones técnicas y maquinaria. Sustitución de trabajo por capital. La escasez de trabajadoers incremento los salarios, contribuyendo al elevado poder adquisiivo de la población.

Crecimiento económico hasta 1860.

Las bases del crecimiento económico desde la independencia hasta la guerra de Secesion se encuentran en la expansión agrario + especializacion productiva, que fue posible gracias al desarrollo de los sistemas de transporte. La agricultura es el sector predominante.

El estimulo de la industria textil moderna (nacional y británica sobre todo) y las innovaciones técnicas convirtiern al algodón en raman en el principal productio de exportación norteamericano y a EEUU en primer productor en 1860.

La expansio hacia el Oeste fue posible gracias a la mejora de los sistemas de transporte. La salida dlos productos agrarios del interior era por la via marítima, la mas barata. El ferrocarril comienza a extenderse a fines de la década de 1830, de la mano de la iniciativa privada a traves de inversiones británicas.

Las ergiones del norte se estaban especializando en bienes de consumo. En esta fase la energía es principalmente de origen hidráulico.

Un mercado exterior que exportaba productos primarios e importaba tecnología y maquinaria. La politic comercial, infuida por los escritos de Alexander Hamiltos, adopto un proteccionimos extremo para eludir la competencia de las manufacturas británicas.

El auge económico de EEUU (1865-1913).

Tras la guerra de Secesion (1860-65) los EEUU se convierten euna potencia económica mundial, gracias a un territorio externo que fue colonizado y puesto en explotación, con la masiva llegada de inmigrantes, y el desarrollo del ferrocarril, fueron los ejes de crecimiento de este periodo.

El desarrollo del ferrocarril tuvo multiples efectos sobre el resto de la economia: abarato el transporte de las mercacias, fue un notable estimulo para sectores como la minería del carbón y el siderúrgico.

La agricultura también se bneficio del desarrollo ferroviario. La Homestead Act garantizaba la distribución de tierras publicas para quien las cultivara y estimulo el desplazamiento de gran numero de colonos.

La industria va adoptando el sistema fabril, y aumenta el tamaño de las fabricas, que tratan de aprovechar las economías de escala con la instalación de maquinaria. El mayor crecimiento prcede de las industrias de bienes de producción, lo que atiene la demanda del ferrocarril y construcción de maquinaria.

La expansión de la minera cambia la estructura del consumo de eneria. Se desarrollan nuevos sectores como el eléctrico y el quimico.

La industria norteamericana participa en las innovaciones de la denominada sgunda Revolucion Industrial, a traves de la adopción de sistemas de comunicación como el telerafo y el teléfono. La industria va concentrando a la población en grandes ciudades. Las empresas adoptan nuevos sistemas de organizacio.

Se forman grandes de inversión, como JP Morgan, que participan en sociedades industriales y compañías ferroviarias.

Introducción de pierzas estandarizadas que permitirán dar el salto a la producción en cadena.

Antes de terminar el siglo XIX, EEUU se convierte en la primera potencia industrial del mundo.

LOS ATRASADOS EN LA INDUSTRIALIZACION

  • La periferia europea

Durante la segunda mitad del siglo XIX, el crecimiento industrial en los países más adelantados tiene un efecto de arrastre sobre el resto de Europa a través de varios mecanismos:

  • Comercio internacional. Entre 1820 y 1880 se multiplica su volumen por nueve. Este crecimiento se debe en buena medida a la especialización; la demanda creciente de alientos y materias primeras de los países industrializados favorece las exportaciones y la entrada de divisas en los países más atrasados; los países industriales a su vez venden manufacturas y maquinaria, lo que permite a los atrasados acceder a nuevas tecnologías de producción. Se produce una creciente exportación de capitales desde los países industriales.
  • Crecimiento industrial. Por una parte, países como Noruega, Suecia y Dinamarca y Holanda aprovechan su situación geográfica y la disponibilidad de recursos primarios demandados por los países industriales, que les permite obtener recursos para invertir en industrias de transformación. El rito de crecimiento de estos países se apoya en cambios institucionales.
  • Existencia de un alto nivel de alfabetización.

Frente a este modelo se encuentra un grupo formado por los países mediterráneos y del este de Europa, caracterizados por.

  • Estructuras agrarias atrasadas y agriculturas poco productivas.
  • Mercados internos a menudo amplios pero compuestos en buena parte por campesinos pobres que generan una escasa demanda efectiva de bienes y servicios.
  • Pobre formación de capital a nivel interno à inversiones extranjeras.
  • Fuerte atraso tecnológico y carencias de capital humano.
  • Comercio exterior propio de países atrasados: exportan bienes de poco valor añadido e importan los de alto valor añadido.

Un rasgo común a todos estos procesos de industrialización fue, como señalo Gerschenkron, el papel del Estado como sustituto de la iniciativa privada en la promoción industrial. El Estado, a menudo intervenía as por la vía de la legislación que la de la inversión.

Otro rasgo uy marcado en estos países fue el dualismos económico, con economías dominadas por agriculturas muy atrasadas, con unas actividades industriales reducidas a pequeños enclaves.

La principal diferencia entre los modelos de la Europa del Este con respecto al mediterráneo radica en el grado de atraso de sus agriculturas.

En estas circunstancias, buena parte de la población sigue siendo rural.

  • El crecimiento económico en Rusia durante el siglo XIX

Rusia es el país más extenso y poblado de Europa a comienzos del siglo XIX. Hasta 1861 sus estructuras económicas y políticas eran típicamente feudales. La población era abrumadoramente agraria y rural, la mitad sometida a servidumbre, con un peso minúsculo de la vida urbana y la industria.

Desde el siglo XVII, la consolidación del Estado ruso fue acompañada de un proceso de expansión territorial hacia el sur y el este.

Durante el siglo XIX la población conoció un extraordinario impulso, a lo que contribuía la abundancia relativa de tierra y la dedicación de la familia campesina a actividades artesanales complementarias, en el marco de una industria rural difusa.

Muy temprana edad del matrimonio a la mujer, con altas tasas de fertilidad. Esto se combinaba con altas de mortalidad, sobre todo infantil. La combinación de ambas cosas generaban un crecimiento vegetativo que permitió a Rusia quintuplicar su población entre 1800 y 1913.

Hasta 1861. Las relaciones sociales estaban dominadas por la existencia de la servidumbre, que mantenía a los campesinos atados a la tierra.

Las primeras reformas importantes se produjeron en 1861 , con la posibilidad del acceso a la propiedad de la tierra por parte de los campesinos. La tierra que se queda en manos de los campesinos se vincula al sistema comunitario de la aldea, el mir, que impide la movilidad de los campesinos. El mir distribuye periódicamente las tierras en función del tamaño de las familias, y la explotación se realiza con métodos tradicionales.

Las tierras de la nobleza se convirtieron  en grandes explotaciones, dedicadas principalmente a la exportación. Esto se vio facilitado por la construcción de la red ferroviaria, que enlazaba las zonas productoras con los puertos.

A partir de la década de 1870 se produce un periodo de estancamiento debido a la entrada en Europa de cereales desde ultramar, que provoca el hundimiento de los precios. El estado toma la iniciativa para promover la actividad  industrial, mediante contratos y subsidios financiados a través de la emisión de deuda pública que suscriben los banqueros internacionales.

Hacia 1900 un 60% del capital de las compañías por acciones estaba en manos extranjeros.

El sector bancario comenzó a desarrollarse durante  la segunda mitad del siglo XIX con la formación de bancos comerciales.

En 1905 la crisis agraria que se extiende por Rusia se une a los efectos de la derrota en la guerra contra Japón. Todo ello produce revueltas de hambre y escasez que obligan al gobierno a tomar medidas políticas y económicas. Se abolió el mir dando a los campesinos la positividad de comprar sus tierras. Estas reformas, aunque permitieron incrementar la producción, no acabaron con la pobreza de la mayoría de los campesinos.

El crecimiento agrario a fines del siglo XIX se basó en la ampliación de los sembrados y la expansión de cultivos como patatas y remolacha azucarera. El comercio exterior siguió creciendo y mantenía superávits a base de exportar productos agrarios y forestales.

EL ASTRASO ESPAÑOL

Jordi Nadal escribió el libro “El fracaso de la Revolución industrial en España”. Sus conclusiones: como a lo largo del siglo XIX la economía española había quedado rezagada; la agricultura no ejerció sus funciones de cara a la industrialización, el ferrocarril se había proyectado según prioridades políticas en vez de atender a las necesidades de integrar el mercado interior, y además, no había ejercido apenas efectos de arrastre sobre la siderurgia nacional; la minería se exportaba en bruto, y el sector textil catalán había quedado condenado a una política proteccionista para salvaguardar el mercado interior.

Ante las dificultades de la crisis agraria, se produjo una masiva emigración a América.

Desde el punto de vista económico, se pueden distinguir tres fases entre 1800 y  1913:

  • 1800-1840. época marcada por la crisis del Antiguo Régimen y las consecuencias de la guerra de la Independencia, caracterizada por fuertes cambios del marco institucional.

Crisis del sistema feudal y consecuencias de la guerra de la Independencia.

Efectos de la guerra. Daño s a la agricultura, la cabaña ganadera y las manufacturas à estancamiento de la población.

Difusión de ideas liberales, que iban a plantear la abolición del sistema feudal, promoviendo el fin de la monarquía absoluta, la implantación de una sociedad de ciudadanos iguales ante la ley (sociedad de clases) y la consagración de la propiedad privada y el mercado como bases de la libertad económica.

Las ideas anteriores quedan manifestadas en la obra Las Cortes de Cadiz, pero tarda en imponerse con la vuelta al trono de Fernando VII.

Como consecuencia indirecta de la guerra y la difusión del liberalismo à perdida en 1824 de la mayor parte del imperio colonial español en América, a raíz de una seria de movimientos independentistas en los que destaco la figura de Simón Bolívar.

Fuerte inestabilidad política.

En las fases en las que los liberales acceden al poder, 1820-1823, avanzan las reformas institucionales de corte liberal. Las ms importantes es la reforma agraria, un conjunto de medidas, con el mismo fin: eliminar los vestigios feudales en el campo e impulsar el avance de los mercados. Es decir, abrir el paso al capitalismo. Entre las medidas más importantes de esta reformar agraria liberal figuran:

  • Desamotizaciones; expropiación y venta en subasta de las propiedades del clero regular y secular.
  • Abolición de instituciones feudales.
  • Libertad para comerciar con productos agrarios y a los propietarios para disponer de sus fincas y cercarlas.

Las reformas alteraron el marco institucional de la agricultura, pero no lograron mejoras generales de productividad; estas hubieran exigido inversiones que no se hizo.

Hay excepciones donde las reformas consolidaron grupos de labradores acomodados que si comenzaron a buscar ganancias en la productividad, Cataluña y Valencia.

En el interior, buena parte del crecimiento de este periodo es de naturaleza extensiva.

Industria. Siguió organizada de forma tradicional. La excepción principal a este panorama fu el sector textil catalán, que avanzaba por el camino del modelo inglés. Diversos problemas frenaban el impulso: la pobreza del mercado interior sobre todo, pero también la perdida de los mercados coloniales, el atraso técnico y la carestía del carbón.

Bajas tasas de urbanización.

Comercio exterior. También influyó en el estancamiento, principalmente como consecuencia de la pérdida del mercado colonial americano.

España exportaba sobre todo aceite y vino. La pérdida de las colonias también tuvo un fuerte impacto sobre los ingresos de la hacienda.

El déficit crónico incremento la deuda que obligo a una política comercial prohibicionista, para reservar el mercado nacional a los productores interiores  evitar al máximo las importaciones.

  • 1840-1880. arranque de la industrialización y la modernización económica. Vaivenes políticos y problemas de crecimiento.

Los cambios institucionales liberales ya no tienen vuelta atrás.

Los dos periodos de mayores reformas corresponden al llamado Bienio Progresista y el Sexenio Revolucionario. Aunque la población creció, siguen siendo visibles los rasgos de atraso. Persistencia de crisis de mortalidad catastrófica.

La agricultura crece de forma considerable, pero todavía sobre patrones extensivos.

La abundancia de mano de obra, ligada a los efectos del proteccionismo, creaba muy pocos incentivos para la introducción de maquinas ahorradoras de trabajo, u en general para las inversiones en mejoras de productividad.

A partir de 1870, la llegada de cereales baratos de ultramar desencadenara una crisis general de las agriculturas europeas que en la España cerealista se saldara con fuertes tasas de emigración, mayor empobrecimiento del campesinado y nuevas oleadas de protesta social.

El sector industrial creció de la mano de la ampliación del mercado interior. La construcción ferroviario iniciada en 1848 se aceleró tras la aprobación en 1855 de una leu que alentaba la entrada de inversores extranjeros, con beneficios garantizados, importantes subvenciones y franquicias arancelarias para importar materiales de construcción. La extensión de la red vino acompañada de una importante rebaja de los costes del transporte. Aun así, el tráfico era insuficiente para generar beneficios a las compañías.

El sector secundario seguía siendo dominado por los bienes de consumo.

Las fábricas de aceite orientadas a la exportación se localizaban en Cataluña.

Industria pesada. Apenas lograba despegar. Surgen establecimientos en las cercanías de la minas de carbón, que constituía el imput principal. Así surgió en la década de 1850, de la mano de inversión extranjera, una siderurgia en Asturias.

La minería conoció a partir de la década de 1860 un fuerte auge, especialmente tras la Ley de Minas de 1868.

La economía española experimenta estímulos que vienen del exterior. El incremento del comercio exterior fue muy superior al del PIB. La balanza comercial es típica de un país atrasado: destacan las importaciones de manufacturas  y maquinaria, mientras se exportan productos primarios.

La política comercial siguió siendo proteccionista.

La recaudación dependió de impuestos indirectos (sobre el consumo, básicamente) y resulto ineficiente para las necesidades de gasto. Como consecuencia, el Estado emitía títulos de deuda pública cuyos intereses no siempre podía pagar; la renegociación de esta deuda debilito la posición española en los mercados exteriores, recortando sus posibilidades de recurrir a préstamos para financiar las inversiones. Al mismo tiempo, para atraer compradores ara la deuda ofrecía altos tipos de interés, con lo que encarecía las inversiones en el conjunto de la economía.

  • 1880-1913. arranca la estabilidad política que permite sanear las cuentas de Hacienda. Se inicia un proceso de modernización económica, también en la agricultura.

Marcado por los efectos de la depresión agraria, que hunde los precios y la actividad económica, y por el fin del imperio colonial en América y Filipinas en 1898. Peso abrumador del sector agrario, atraso industrial, balanza comercial deficitaria y propia de país atrasado.

La mortalidad comienza un rápido descenso. Las tasas de alfabetización y la formación de capital humano mejoran la urbanización y comienza a despegar. La agricultura se reajusta, bien sea expulsando trabajadores hacia la emigración o profundizando en la especialización en productos de exportación; en ambos casos crece la productividad, lenta.

Industria. Es la que sigue tirando del crecimiento, gracias a las inversión privada.

La entrada de tecnología y capitales extranjeros alentaron también el desarrollo de algunos sectores nuevos, como la industria eléctrica o química, y servicios de red.

A finales del siglo empezaron a surgir los primeros bancos modernos, al tiempo que la circulación de papel moneda y las cuentas bancarias empiezan a desplazar al papel del dinero metálico en la circulación monetaria.

Una seria de reformas hacendísticas inauguradas por Raimundo Fernández Villaverde en 1899-1900 permitieron sanear los ingresos y reducir los déficit. El dualismo económico seguía siendo muy marcado, pero surgían núcleos nuevos de modernización económica; el País Vasco, Madrid, Valencia.

España parecía avanzar con un paso lento, pero seguro, en la senda de la industrialización.

  • El pionero asiático: Japón

Antes de 1850 Japón era un país anclado en un pasado de profundos rasgos feudales. La mayor parte de la población vivía en el medio rural, con una agricultura basada en el cultivo de arroz en la que los campesinos eran en su mayoría arrendatarios. Estos eran a la vez granes propietarios y señores feudales que impartían justicia en sus territorios, disponían de ejércitos propios y cobraban tributos en especial.

La autoridad central estaba encarnada por el shogun.

En el siglo XVII el crecimiento económico incentivo la especialización agraria. Se extendió la economia monetaria. La elevación de la renta produjo una creciente diferenciación social.

Una peculiaridad de la economía japonesa era su cierre al exterior. Prohibiendo el cristianismo y restringiendo al máximo el comercio con el exterior. Los japoneses tenían prohibido salir del país bajo pena de muerte. Esta situación se fue suavizando a mediados dl silo XVIII.

Tratado de Harris, 1858. Impuesto a Asia por Europa y EEUU. El tratado obligaba a Japón a abrir nuevos puertos al comercio internacional, les permitía traficar con cualquier tipo de producto, concedía a los comerciantes extranjeros privilegios de extraterritorialidad, y establecía unos aranceles muy moderados.

El tratado provoco revueltas y atentados tanto a los extranjeros como a miembros del gobierno.

  • La restauración Meiji. 1868-1912.

La restauración de Meiji coloca al emperador como cabeza del nueva Estado, que adopta modelos legislativos e institucionales de Occidente: la abolición del sistema feudal, elaboración de una constitución y leyes modernizadoras, reorganización territorial en prefecturas donde los representantes quedan bajo las órdenes del gobierno central. Entre la reformas más importantes destaca la reformas fiscal/agraria llevada a cabo en 1871-1873 con el fin de extraer recursos de la agricultura para emplearlos en la modernización del país a la vez que se suprimen los derechos feudales de los daimios a cambio de una compensación.

La reforma educativa a partir de 1872, extiende una red de escuelas primarias y secundarias dirigidas a difundir entre la población los conocimientos y practicas tomados de Occidente. La educación superior de este sistema tiende a establecer en los puestos principales a profesores formados en Occidente, así como la contratación de técnicos y profesores occidentales para impartir clases en las universidades niponas, especialmente en materias científicas y técnicas.

Otro de los objetivos modernizadores era el ejército. En los inicio, estaba supervisado por una misión francesa.

Agricultura. Sector predominante. Principal fuente de ingresos fiscales del Estado. Desde el sector primario se producen los principales artículos para la exportación (té y seda).

Se crearon escuelas técnicas de agronomía para la mejora y selección de semillas. Las reformas agrarias no alteraran sin embargo el sistema de explotaciones, que seguía en pequeñas parcelas con trabajo familiar. La producción se incrementó por la puesta en cultivo de nuevas superficies, pero sobre todo por una mejora de productividad, que permite liberar mano de obra para la industria.

Varias misiones viajan al extranjero en la década de 1870 para copiar instituciones y tecnología, así como sistemas de armamentos y construcción naval. Se emprende un plan de iniciativas económicas que promueven la industrialización y orientan el comercio exterior para obtener recursos financieros para financiar la compra de maquinaria.

Uno de los sectores que se modernizo rápidamente fue el transporte. A través de la iniciativa estatal en la construcción de líneas ferroviarias, luego serán completadas por el sector privado.

Se desarrolló el comercio marítimo.

El comercio exterior se basa en la venta de seda y te a cambio de manufacturas y maquinaria. Pero el comercio exterior era deficitario en 1870. Para resolverlo, se mejoró la calidad de los productos de exportación creando fábricas con maquinaria occidental. Así, incrementan la producción, pero sobre todo el valor de las exportaciones, y lo mandan principalmente a EEUU.

A partir de la década de 1880 el Estado cambia la política de estímulo directo a la industria por la privatización de activos industriales, que pasan a los zaibatsu, grandes conglomerados de empresa, en tanto que el gobierno se centra en potenciar la educación y estímulos indirectos como los contratos para la fabricación de armamento. El sector privado cobra la iniciativa en la inversión y comienza a controlar el sector del comercio exterior, hasta entonces en manos de extranjeros.

El sector textil es el que aporta mayor valor añadido y un peso creciente en las exportaciones. La demanda internacional de seda fue en aumento, lo que aliento el crecimiento de la producción. Un proceso similar se dio en el algodón.

El sector siderometalúrgico creció aún más rápido, gracias en parte al gasto en armamento para reforzar el poderío militar. El aumento del presupuesto en armamento supuso un tirón que afecto a la extracción de carbón con métodos modernos.

El crecimiento industrial de Japón se basada en un modelo intensivo en trabajo, ya que era abundante y barato.

La apertura japonesa al exterior fue inmediata desde comienzo de la década de 1870 y con resultados notables. En un principio las exportaciones consistían en productos primarios y semiacabados. Posteriormente, Japón comenzó a exportar bienes semiacabados y manufacturas, aunque mantuvo parte de las importaciones de bienes de equipo a la vez que se convirtió en importadora de alimentos  y materias primas industriales, principalmente algodón en rama, carbón y hierro. El crecimiento del comercio exterior obligo a buscar mercados, lo que derivó en una política imperialista en Asia que culmino con las guerras chino-japonesas y ruso-japonesas, saldadas ambas con victoria nipona. La primera le concedió la soberanía de Taiwán, y la segunda el protectorado sobre Corea, así como una zona de influencia en el norte de China.

LA INDUSTRIALIZACION Y EL TRIUNFO DEL LIBRECAMBIO. LA SUPREMACÍA BRITANICA

Durante el siglo XIX crece el peso de Europa en el mundo, de la mano de los procesos de industrialización que se llevan a cabo en el continente. A mediados del siglo XIX Europa contaba con una quinta parte de la población mundial, pero le correspondía un 70% de todo el comercio. Gran Bretaña era la líder indiscutible. La aceleración de los intercambios fue impulsada por el rápido crecimiento de la demanda de materias primas, alimentos y manufacturas.

Desde la publicación de la Riqueza de las Naciones, de Adan Smith, ha ido ganando peso la idea de que la prosperidad económica se apoyaba en la especialización y la eliminación de trabas en los mercados. Adam había criticado las políticas mercantilistas.

En la obra Principios de Economía Política y Tributación, Ricardo esbozo la teoría de las ventajas comparativas, donde planteaba que cada país se debía especializar en aquellos bienes que podía producir más eficientemente en comparación a otros países.

En la década de 1840, los industriales ingleses veían que los costes de producción estaban siendo presionados al alza por las necesidades de los trabajadores, que tenían que pagar unos alimentos muy caros. Esta situación fue resuelta en 1846 cuando el Parlamento derogo la ley de cereales y con ello abrió el mercado británico a las importaciones de grano. Poco después también se derogarían el resto de las normas mercantilistas.

Las potencias europeas presionaron en otras zonas del mundo por la apertura de los mercados, y forzaron a China , Japón y Turquía a rebajar los aranceles, política que se ha denominado “el imperialismo del libre comercio”.

  • En el caso de China, esos acuerdos resultado de la derrota de las guerras del Opio con Gran Bretaña.
  • Japón tuvo que abrir su mercado al exterior, con acuerdo de 1858, que imponía un arancel para las importaciones no superior al 5% durante 40 años.
  • La India, colonia de Gran Bretaña, tuvo que ajustarse también a una política d arancele bajos, que favoreció las importaciones. Desde mediados del siglo XIX la India consumió habitualmente entre un cuarto y un tercio de las exportaciones británicas.

Gran Bretaña, principal nación manufacturera, se especializo en la venta de textiles de algodón y productos siderúrgicos. Sin embargo, su balanza comercial era deficitaria por el abrumador peso de las importaciones de alimentos y materia primeras.

Los principales socios comerciales británicos eran EEUU, proveedor de algodón en bruto, y la India, que había cambiado notablemente su perfil en el comercio internación, pasando de exportar manufacturas a vender materias primas, e importar manufacturas de algodón, principalmente británicas.

El saldo comercial británico fue deficitario durante todo el siglo XIX. Sin embargo, la balanza de pagos era excedentaria.

Alexander Hamilton tuvo un papel muy influyente en el diseño de una política comercial proteccionista que domino las relaciones exteriores durante prácticamente todo el siglo XIX, convirtiendo a EEUU en uno de los países más proteccionistas del mundo.

Friedrich List, que en su Sistema Nacional de Economía Política elaboro la teoría de la defensa de la industria naciente como paso precio al desarrollo, uno de cutos elementos básicos era la protección contra la competencia extranjera.

EL MUNDO TRAS LA INDUSTRIALIZACION

A comienzo del siglo XX solo un puñado de países, la mayor parte en Europa, había logrado levados índices de industrialización, lo que suponía una transformación estructural de sus economías y una sensible elevación de la renta per cápita. La difusión de la industrialización altero los equilibrios económicos en el mundo.

La industrialización consolido el poder económico europeo y afirmo su influencia en todos los continentes. También difundió la ideología de la expansión del mercado como motor del crecimiento por todo el mundo.

Mientras que China se quedó a merced de las condiciones impuestas por los extranjeros, Japón inicio una vía de modernización para contrarrestar el poder occidental, logrando altos índices de crecimiento a fines del siglo XIX, hasta convertirse en el primer país industrializado de Asia.

Fuera de Europa, solo EUU y Japón conocieron las trasformación industriales. Hacia el último cuarto del siglo XIX, el desarrollo de la segunda Revolución Industrial permitirá el rápido crecimiento de Alemana y Francia, y aun con más vigor el de los Estados Unidos.

Mientras que en el norte de Europa se aprovecha el tirón de la demanda para iniciar vías de modernización, en el este y el sur de los procesos serán más lentos y desiguales. Rusia, a pesar de sus avances, todavía en 1914 es un gran país con un pesado lastre agrario.

Los capitales circulan desde el centro a la periferia para fundar empresas y redes de transporte que permiten una mayor integración. A mediados del siglo XIX, se firman acuerdos para facilitar la expansión del comercio internacional, o se imponen a las naciones que se niegan, caso de China o Japón.

La industrialización afecta ya a todo el mundo.

 

Historia Económica Mundial
Historia económica y desarrollo económico
La invención de la agricultura y las sociedades de la antiguedad
Expansión y crisis en la Europa moderna
La Edad Media: bases de la expansión europea
El mundo en vísperas de la Revolución Industrial
La Revolución Industrial
La difusión de la indsutrialización
Segunda Revolución Industrial y globalización
PREGUNTAS RESUELTAS. 100 preguntas para el exámen. UNED
TEST CON SOLUCIONES. Temas 1-5