El mundo en vísperas de la Revolución Industrial

El mundo en vísperas de la Revolución Industrial

Historia Económica Mundial
Historia económica y desarrollo económico
La invención de la agricultura y las sociedades de la antiguedad
Expansión y crisis en la Europa moderna
La Edad Media: bases de la expansión europea
El mundo en vísperas de la Revolución Industrial
La Revolución Industrial
La difusión de la indsutrialización
Segunda Revolución Industrial y globalización
PREGUNTAS RESUELTAS. 100 preguntas para el exámen. UNED
TEST CON SOLUCIONES. Temas 1-5

 

TEMA 5. EL MUNDO EN VÍSPERAS DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

  1. El mundo al borde de la gran transformación
  2. Crecimiento demográfico y crecimiento agrario
  3. Población industriosa. La protoindustrializacion europea
  4. El comercio mundial
  5. En torno a los niveles de vida: revolución del consumo y revolución industriosa
  6. La tesis de la gran divergencia. ¿Por qué Inglaterra y no China?
  7. La evolución económica de España durante el siglo XVIII

 

EL MUNDO AL BORDE DE LA GRAN TRANSFORMACION

El siglo XVIII es el inicio de la Revolución Industrial en Inglaterra. Revolución lenta, limitada a zonas y sectores.

Nadie se daba cuenta de la Revolución que se estaba dando lugar.

Para el resto del mundo, el XVIII es una época de crecimiento, pero aun dentro del marco de las economías de base orgánica. Cambios importantes, especialmente en Europa.

El comercio intercontinental crece en volumen, con Inglaterra y Países Bajos como beneficiarios y rivales. Como resultado de este comercio + mejora de la rentas de una parte de la población à incremento en la variedad y cantidad de los bienes a disposición de muchos europeos.

Hay autores que hablan de una Revolución de consumo en la Europa del siglo XVIII. Ligada a esta revolución, la búsqueda de ingresos para poder acceder a los nuevos bienes lleva a muchos europeos, especialmente en el norte, a trabajar más; a trabajar más en los campos para hacerlos más productivos, trabajar más miembros de la familia, trabajar más horas en cosas diferentes a la agricultura. Esto es lo que se conoce como revolución industriosa de Europa.

Asia sigue albergando las mayores economías del mundo, pero comienza a perder peso y dinamismo frente a Europa. Pomeranz lo llano la Gran Divergencia.

Contexto político en general de mayor estabilidad.

  • Europa, la paz de Westfalia puso fin a un periodo de campañas militares.
  • En Europa central se consolidan nuevas potencias.
  • Rusia creció con políticas modernizadoras.
  • En Asia persistían grandes imperios, aunque con dinámicas diferentes:
  • Imperio Otomano: conoció una fase de estabilidad que permitió recuperar el crecimiento económico y l aumento de intercambios entre las distintas zonas del territorio.
  • En la India, el Imperio Mogol sufrió un debilitamiento.
  • En China, el ascenso de la dinastía Qing había puesto fin al periodo de convulsiones que acabo con la dinastía Ming.
  • América, bajo dominio europeo, estaba en plena expansión de la mano de diferentes economías regionales y de la llegada de numerosos pobladores.

Europa se halla en un proceso de renovación intelectual que acabara con las estructuras feudales, muy vinculadas a la Iglesia y la aristocracia. El pensamiento científico se abre camino alejado del pensamiento religioso. La física newtoniana dio paso a una era de experimentación y desarrollo de nuevos métodos.

El ambiente que iba formándose en distintos países se plasmó en movimientos como la Ilustración, que se defunción entre círculos intelectuales europeos. Sus ideas influyeron en las políticas estatales.

ActivoEntradaSTOP /PROFITResultado
15/11/18
VENTA: 9050
S: 9286
TP: 8664
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 8828
S: 8890
TP: 8635
-62
24/10/18
VENTA: 7132
S: 7214 TP: 6951
+181
22/10/18
VENTA: 2758
S: 2783 TP: 2719
+39
22/10/18
VENTA: 25302
S: 25643
TP: 25046
+256
22/10/18
VENTA: 3209
S: 3294
TP: 3097
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 5.14
S: 5.26
TP: 5
+140
22/10/18
VENTA: 8905
S: 9031
TP: 8778
+82
17/10/18
VENTA: 9.064
S: 9.181
TP: 8839
+225
3/9/18
VENTA: 9400
S: 9500
TP: 9201
+199
10/9/18
VENTA: 9.271
S: 9300
TP: 9121
-29
10/9/18
COMPRA: 22.478

S: EN ENTRADA
TP: 23.019
+541
10/9/18
COMPRA: 7.411

S:7.384
TP: 7.480
+69
10/9/18
VENTA: 12.008
S:12.043
TP: 11.906
+102
13/9/18
COMPRA: 11.047
S: 10.750TP: 11.973
EN MERCADO
10/9/18
COMPRA: 1.16180

S: 1.16060 TP: 1.16500
+32

A partir de la segunda mitad del siglo se empieza a notar reformas sustanciales en las sociedades y la política, con alternativas radicales al orden feudal aun dominante en buena parte de Europa.

En Inglaterra, las nuevos ideas económicas quedaron plasmadas en los escritos de Adan Smith, 1776, “La riqueza de las Naciones”, un alegato contra os principios que había guiado la política mercantilista de los estados, a la vez que defendía la división del trabajo y la libertad de los empresarios en el manejo de sus negocios.

Los grupos mercantiles y manufactureros cobran un peso creciente, y aspiran a intervenir en las decisiones de gobierno.

La máquina de vapor de Watt anunciaba una nueva era en la actividad economía, y la Revolución francesa sentaba las bases de las transformaciones sociales que se extenderían durante el siglo XIX.

Siglo XVIII: bisagra entre el mundo preindustrial y una nueva fase de la historia marcada por la transformación de la economía y la sociedad.

Hasta ahora la nación pionera era Asia, siendo el taller manufacturero del mundo, pero ahora lo es Europa de la mano de Inglaterra.

 

CRECIMIENTO DEMOGRAFICO Y CRECIMIENTO AGRARIO

La población mundial crece de forma notable. 600 millones en 1700 à 919 millones en 1800.

Asia es el continente más poblado 60-65% de la humanidad está en China.

Europa también creció, y supone el 20% de todo el mundo.

África, su población no merma.

América conoció un aumento demográfico apoyado por la llegada de inmigrantes y esclavos.

En todas partes el crecimiento de la población vine apoyado en un crecimiento agrario, mayoritariamente extensivo con componentes intensivos, fundamentalmente por la introducción de nuevos cultivos.

  • La dinastía manchú (Qing) amplio notablemente el territorio chino, poniendo en cultivo un área equivalente a la extensión de México.
  • La adopción de cultivos americanos incremento la base productiva.
  • Las policitas de control del comercio y abastecimiento mejoraron la seguridad alimentaria.

Todo lo anterior propicio el espectacular salto de la población china, que se replicó o quintuplico a lo largo del siglo. Además, la agricultura asiática también dedicaba una extensa área para cultivos comerciales.

 

En el África subsahariana, el crecimiento se apoyó en la extensión de cultivos, pero también en la introducción de otros de origen americano. Los portugueses alimentaban a los esclavos en sus travesías. Buena parte el continente negro fue absorbida por el tráfico de esclavos.

En la mayor parte de Europa dominada el modelo extensivo de crecimiento agrario combinado con técnicas intensivas. No hay una tendencia generalizada hacia el aumento de productividad. Las condiciones ecológicas y climáticas eran otra limitación importante: la escasez de lluvias y la aridez de los suelos impedía reducir el periodo de barbecho sin poner en peligro la recuperación del terreno.

En Europa del Este, el modelo feudal generaba una baja productividad.

Sin embargo, en Europa existen islas de progreso agrario. Europa noroccidental y algunos focos del centro y el Sur se profundizan en la producción hacia el mercado, cuya demanda generaba importantes incentivos para el crecimiento.

El sistema Nofolk, difundido a partir de fines del siglo XVII en Inglaterra, consistía en aplicar una rotación cuatrienal, eliminando el barbecho y permitiendo la incorporación de plantas y leguminosas que ayudaban a fijar el nitrógeno y recuperar la fertilidad de la tierra. As, además de acrecentar la producción de cereales, los forrajes permitían tabular el ganado y aumentar su peso.

Las innovaciones técnicas iban unidas a cambios en la propiedad de la tierra. Avanzan las enclosures (cercamiento de fincas) que permiten ignorar las restricciones tradicionales de tipo comunitario. Las explotaciones más eficientes crecían, los derechos comunales retrocedían, y eso empobrecía al pequeño campesino, hasta perder las tierras arrendadas y convertirse en jornalero.

Asia, el aumento de tamaño de las explotaciones iba en paralelo a la proletarización de los pequeños campesinos, que se convertían en mano de obra asalariada. El resultado de este proceso era:

Incremento de la producción.

Intensificación del trabajo en las explotaciones modernizadas.

Creciente orientación del mundo rural hacia el mercado.

Estos avances son muy concentrados en Inglaterra y Países Bajos.

El crecimiento demográfico a escala europea a lo largo del siglo supero el ritmo de la producción y en consecuencia el producto bruto agrario por habitante descendió. A finales del siglo los precios de las subsistencias sufrieron alzas importantes, generando hambrunas y picos de mortalidad.

En América, la abundancia de tierras y las bajas densidades de partida impidieron que se alcanzase el techo maltusiano. En América, la agricultura, en su mayor parte, estaba orientada a la exportación.

 

COMERCIO MUNDIAL

En el siglo XVIII llega a la madurez el capitalismo comercial, que se ha ido configurando desde que en el siglo XVI se abren los océanos a la expansión europea.

Europa se consolida como un pivote de la economía mundial:

Actúa como eje de la economía atlántica.

Se introduce cada vez más en el comercio asiático.

Las manufacturas asiáticas también llegaban directamente a América a través del Pacifico.

El comercio internacional era tanto una cuestión economía como política.

En el siglo XVIII prosiguen los avances en la navegación, que tuvieron como resultado el acortamiento de las travesías, mejora de su seguridad y el aumento de capacidad de carga de los navíos.

El comercio internacional siguió organizado en torno a los mismos agente, los mismos circuitos –Atlántico e Indico- y el papel central de la plata americana como moneda de cambio.

  • Economía atlántica y comercio triangular: plantaciones y esclavismo.

Buena parte del incremento del comercio mundial correspondía al comercio del Atlántico. Desde el siglo XVI se había producido un incremento notable de la presencia de los europeos a lo largo de las costas americanas.

Es la economía de las plantaciones la que marca un sello distintivo al comercio atlántico durante este periodo, base del comercio triangular, cuyo esquema básico consistía en la circulación de manufacturas de Europa a África (también a América), esclavos de África hacia América y productos coloniales y otras mercancías de América hacia Europa.

El auge del tráfico acrecentó el precio de los esclavos.

La monarquía española regulaba el tráfico en sus colonias a través del sistema de asiento negros, un monopolio concedido a los comerciantes para introducir los esclavos pagando a cambio unos sustanciosos derechos a la Corona. Al margen del asiento, un extenso contrabando eludía los controles gubernamentales.

La producción de las plantaciones esclavistas altero significativamente el volumen y variedad de los productos consumidos en Europa. La producción azucarera evoluciono. En la década del 1780 el Caribe suministraba el 90% de las exportaciones mundiales de azúcar.

El sistema de explotación y la articulación de los mercados a través de mejoras en los transportes y la organización comercial permitieron reducir sensiblemente los precios y convertir al azúcar en un producto de consumo habitual en Europa.

L margen de esta economía interoceánica, es establecieron dentro del continente americano varios circuitos regionales que impulsaron el crecimiento de ciertas áreas. Las colonias británicas norteamericanas que, posteriormente constituirían los Estados Unidos, tenían un comercio creciente con el Caribe, donde a cambio de azúcar enviaban cereales, productos ganaderos y pesqueros.

 

Los cambios en el comercio asiático.

El espacio asiático era el de mayor volumen y diversidad del comercio mundial.

Los europeos habían sido tradicionalmente demandante de especias, textiles, tintes, seas y porcelanas. Pero el incremento de los viajes y el comercio europeo llevo a diversificar los productos.

El comercio de productos asiáticos hacia Europa siguió creciendo notablemente durante todo este siglo. El monopolio holandés de la Compañía de las Indias Orientales (VOC) exportaba a Europa productos que con el tiempo aumentaron su volumen. Los principales productos importados durante el siglo XVIII eran textiles y seda en bruto. La pimienta y especias, que habían sido el rubro principal a comienzos del siglo XVII, quedan superadas en la segunda mitad del siglo XVIII por nuevos géneros, como te y cae.

Los ingleses también aumentan las importaciones de productos asiáticos hacia Europa. Casi todo el tejido asiático se destinaba a su reexportación, nutriendo el comercio triangular atlántico, ya que la medidas proteccionistas habían prohibido su consumo en la metrópoli. El déficit comercial de ese tráfico se saldaba con el envió de metales preciosos, que suponían de media el 70% de las exportaciones totales. A finales del siglo XVIII se reducen las necesidades de plata, debido a los efectos de la ocupación británica de la India y el nuevo régimen fiscal que establece. También por las oportunidad que ofrecía el comercio intraasiatico. La compañía holandesa activo una corriente provechosa con la India suministrando cobre japonés para la acuñación de moneda. Los ingleses comenzaban a introducir cobre en la India, la compañía inglesa de las Indias Orientales convierte en monopolio el comercio de opio, que se venderá a China para compensar las importaciones de té y otros productos.

La India es en este siglo la gran productora de textiles para los mercados exteriores. Sus bajos costes de producción eliminaban cualquier competencia el subcontinente indio era el primer socio comercial con las compañías europeas durante todo este periodo.

A comienzos del siglo XVIII la India entro en una crisis política derivada de la debilidad y fragmentación del imperio mogol. Esta situación fue aprovechada por los estados europeos para incrementar su influencia. Gran Bretaña expulsa a los franceses del continente y promueve su dominio directo en las regiones más ricas, de la mano de la Compañía Inglesa de las Indias Orientales.

Holanda mantendrá su dominio en el mercado asiático de las especias, derivado de su ocupación en las principales zonas productoras.

Los británicos también controlan en el sudeste asiático algunas de las zonas productoras. La VOC holandesa participa en el comercio del te chino, pero debe pagarlo principalmente con plata, en tanto que los ingleses irán sustituyendo sus pagos en dinero por el creciente comercio de opio procedente de la India.

 

EN TORNO A LOS NIVELES DE VIDA: REVOLUCION DEL CONSUMO Y REVOLUCION INDUSTRIOSA

Resumen de antes. Crecimiento europeo a lo largo del siglo XVIII: más tierras en cultivo, más trabajadores y más tiempo dedicado al trabajo, tanto agrario como artesanal. Los datos del comercio nos revelan a la vez que estaba teniendo lugar cambios importantes en las pautas de consumo, con la incorporación cada vez más habitual de productos coloniales a la dieta, y productos locales o europeos. Pero a lo largo del siglo el crecimiento de la población alimento la tendencia alcista de los precios, que tuvo un fuerte impacto sobre los niveles de vida de la población. Esta tendencia afectaba más a los precios de los alimentos que a los productos manufacturados, debido al diferencial de productividad de ambos sectores.

El crecimiento de la población vino propiciado por la reducción de las tasas de mortalidad (desaparición de la peste, reducción de las hambrunas gracias a las mejoras en la producción  distribución de alimentos) y aumento de la natalidad sobre todo en zonas protoindustriales. De este modo, creció el tamaño de las familias.

Zonas de agricultura atrasadas

Este era el panorama de las zonas de agricultura atrasada, donde la baja productividad había comprimido la demanda, y el aumento de la población se había traducido en una caída de los niveles de vida. El aumento de las rentas agrarias beneficiaba solo a los propietarios, nobleza y clero. Esta situación llevo a una precariedad notable y al aumento del número de pobres entre familias dedicadas a la industria domesticas o a pequeños campesinos y jornaleros agrícolas y urbanos.

Zonas de economía urbanas

En las económicas urbanas de Europa noroccidental, los daos muestran una mejora e los niveles salariales, que se refleja en una mayor dotación de bienes de consumo en los hogares. Las mejoras también se notaron en las escalas más bajas de la sociedad. Además, la economía de muchos hogares no se basaba solo en el trabajo del cabeza de familia, sino en el de todos sus miembros. Estos ingresos fomentaban nuevas pautas de consumo de alimentos y de otros bienes de consumo que comenzaban a incorporarse a la vivienda. La difusión del consumo de productos coloniales, encabezados por el azúcar, fue la manifestación más visible de estos cambios; la mejora en los sistemas de distribución, con una gran expansión del comercio minorista y las ventas a crédito contribuyeron al proceso de la revolución del consumo en la Europa del siglo XVIII.

__

Pero al acceso a nuevas pautas de consumo exigía aumentar los ingresos de la unidad familiar, y ello era posible por nuevas vías: bien especializando la producción agraria en los productos que demandaban los mercados, bien aprovechando las oportunidad que ofrecía el verlags system u otras actividades para emplear los tiempos muertos de las tareas agrícolas, bien aumentando el número de miembros de la unidad familiar que contribuían a su sustento.

Todas estas soluciones exigían trabajar más días, más horas, más personas.

Son estos cambios, ligados a actividades más intensivas en el trabajo, a los que Jan de Vries ha denominado revolución industriosa. La orientación de la actividades hacia los mercados abría la puerta a mores nieles de consumo. Así, la revolución industriosa desbrozada el camino hacia la Revolución Industrial, creando un nuevo tipo de hogares, con nuevos tipos de trabajadores y consumidores.

 

LA TESIS DE LA GRAN DIVERGENCIA. ¿POR QUE INGLATERRA Y NO CHINA?

China en el siglo XVIII se caracterizaba por el estancamiento tecnológico, el crecimiento demográfico descontrolado, pobreza extrema e inexistencia de relacione de mercado, incapaz por tanto de entrar en una senda de crecimiento económico. La agricultura china había alcanzado altas cotas de productividad. El comportamiento demográfico se orientaba  a controlar la natalidad, limitando el tamaño de las familias. Comparando los niveles de vida, se comprueba que durante el siglo XVIII todavía no hay excesivas diferencias entre China y Europa. Y en cuanto a la técnica, era en muchos aspectos comparables entre sí.

¿Por qué en Inglaterra y no en China?

Kenneth Pomeranz invento el termino Gran Divergencia para referirse a esta alteración radical de los equilibrios entre Asia y Europa a partir de 1800. Hasta entonces, Asia era el continente más rico, más poblado, productivo y avanzado tecnológicamente. La brecha no hizo más que agrandarse a medida que Europa y los países de cultura británica crecían espectacularmente mientras que Asia perdió impulso.

La tesis de Pomeranz sostiene que hubo dos mecanismos que permitieron a Inglaterra dar la vuelta a la tortilla.

Crecimiento de tipo extensivo.

A través del dominio colonial, con el control de una extensa superficie en tierra y mar, que le proporcionaba una mayor flexibilidad en  la disponibilidad de alimentos y materias primas, así como una gran oferta de trabajo a costes muy bajos. El notable aumento de la superficie dedicada al cultivo sentó una de las bases para el despegue del sector textil.

Crecimiento de tipo intensivo.

La disponibilidad del carbón mineral en grandes cantidades permitía aplicar con éxito las innovaciones tecnológicas. Preparaba el paso a la economía de tipo inorgánico. Colonias y carbón permitían superar las limitaciones de la economía orgánica inglesa para dar el saldo hacia la industrialización.

Tesis de EA Wrigley.

Sostiene que en vísperas de la Revolución Industrial, Inglaterra había alcanzado un estadio que ha denominado de economía orgánica avanzada mediante la mejora en la productividad agraria. Pero este estadio chocaba con las limitaciones de la superficie agraria disponible. Las mejoras de productividad de Europa podían alimentar más población, pero la disponibilidad de tierra seguía siendo limitada, y competían por ella. La salida a esto se encontraba en el carbón mineral y el paso a una economía de tipo inorgánico.

Malanima observo que la económica china era mucho menos intensiva en el consumo de energía que la europea. El trabajo humano era el principal componente en China, mientras que en Europa una mayor cabaña ganadera había diversificado las fuentes de energía. El resultado fue reducir el peso de la fuerza de trabajo humana en el total. La economía china a finales del siglo XVIII estaba alcanzando los techos en la economía orgánica.

Otros autores destacan también el papel de la energía. Las mayores ganancias de productividad se estaban dando en la industria y el comercio, lo que generaba salarios más altos en Europa. China, en cambio, seguía manteniendo niveles salariales inferiores, y utilizaba poco el carbón.

 

Historia Económica Mundial
Historia económica y desarrollo económico
La invención de la agricultura y las sociedades de la antiguedad
Expansión y crisis en la Europa moderna
La Edad Media: bases de la expansión europea
El mundo en vísperas de la Revolución Industrial
La Revolución Industrial
La difusión de la indsutrialización
Segunda Revolución Industrial y globalización
PREGUNTAS RESUELTAS. 100 preguntas para el exámen. UNED
TEST CON SOLUCIONES. Temas 1-5