La función de demanda de un bien por parte de un consumidor

La función de demanda de un bien por parte de un consumidor

GRADO EN ECONOMÍA POR 2.700€ Grado completo Online

SOLICITAR INFORMACIÓN 

LA FUNCION DE DEMANDA DE UN BIEN POR PARTE DE UN CONSUMIDOR


Imaginemos una economía con solo dos bienes, X y Z. E imaginemos un consumidor, J. La cantidad demandada del bien X por parte del consumidor J (xj) es:

Xj = fj (px, pz, Yj) donde:

Xj =cantidad demandada del bien x por el consumidor j

Px =precio del bien x

Pz = precio del bien z

Yj = renta del consumidor j

Según la función, la cantidad demandada del bien x por el consumidor j, depende del precio del bien x, del precio del bien z y del nivel de renta de j.

Sabiendo tres de los cuatro datos, podemos calcular el cuarto dato.

Por lo tanto, la función de demanda de un consumidor para un determinado bien, depende las particularidades del consumidor (del precio de los bienes y de su renta).

Para representar en el plano esta función, debemos eliminar variables. Para ello damos un valor determinado a dos variables independientes cualesquiera, procediendo a la representación gráfica de la función, donde ya solo aparece una única variable independiente.

  • Curva de demanda-precio. Asignando valores a un bien y a la renta.

Por ejemplo. Imaginemos que el precio del bien z es 0 y la renta del consumidor también es 0. La función de demanda quedaría así:

xj = fj (px, pz0, yj0) = dj (px)

Eliminamos la variable dependiente xj y las independientes a las que les hemos dado valor, y nos queda la demanda y la variable a la que no le hemos dado valor.

ActivoEntradaSTOP /PROFITResultado
5/12/18
VENTA: 11.242
S:11.330
TP: 11.032
+210
15/11/18
VENTA: 9050
S: 9286
TP: 8664
+386
22/10/18
VENTA: 8828
S: 8890
TP: 8635
-62
24/10/18
VENTA: 7132
S: 7214 TP: 6951
+181
22/10/18
VENTA: 2758
S: 2783 TP: 2719
+39
22/10/18
VENTA: 25302
S: 25643
TP: 25046
+256
22/10/18
VENTA: 3209
S: 3294
TP: 3097
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 5.14
S: 5.26
TP: 5
+140
22/10/18
VENTA: 8905
S: 9031
TP: 8778
+82
17/10/18
VENTA: 9.064
S: 9.181
TP: 8839
+225
3/9/18
VENTA: 9400
S: 9500
TP: 9201
+199
10/9/18
VENTA: 9.271
S: 9300
TP: 9121
-29
10/9/18
COMPRA: 22.478

S: EN ENTRADA
TP: 23.019
+541
10/9/18
COMPRA: 7.411

S:7.384
TP: 7.480
+69
10/9/18
VENTA: 12.008
S:12.043
TP: 11.906
+102
10/9/18
COMPRA: 1.16180

S: 1.16060 TP: 1.16500
+32

dj (px) es entonces la curva de demanda-precio del bien correspondiente al consumidor j. La demanda del consumidor j para el bien x depende directamente del precio del bien x, manteniendo constantes los precios de los demás bienes, z, y de la renta del consumidor.

Lo que hemos hecho ha sido particularizar la función Xj = fj (px, pz, Yj) a dj (px) fijando unos valores.

Después de esta particularización, si podemos representar en el eje de coordenadas la función dj (px).

En el eje de ordenadas tenemos el precio del bien x, la variable independiente. En el eje de coordenadas tenemos la cantidad demandada del bien x por el consumidor j.

A mayor precio del bien, menos cantidad demanda el consumidor:

Precio de x

Px

Cantidad demandada por j

Xj

0.5 2.5
1 2
1.5 1.75
2 1.5
2.5 1.25
3 1

Si el bien x vale 1, el consumidor j demanda 2. Pero si el bien x vale 3, el consumidor j demanda 1.

Esta curva de demanda-precio es decreciente y tiene pendiente negativa à el bien x es un bien ordinario o bien corriente.

Si ocurriese al revés, que la demanda para el bien x aumentase conforme aumenta su precio (curva creciente), hablaríamos de un bien Giffen.

  • Curva de demanda-precio. Asignamos valores al otro bien y a la renta.

Volvamos a la funcion Xj = fj (px, pz, Yj)

Anteriormente damos valor al precio del bien z y al nivel de renta del consumidor para saber la cantidad demandada del bien x. Lo que haremos ahora, será dar valores al precio del bien x y al nivel de renta del consumidor. De esta manera, sabiendo el precio del bien x, y la renta del consumidor, podremos saber cuánta cantidad demanda el consumidor j del bien z en función del precio del bien x. Démosle al bien x un valor de 0 a y a la renta del consumidor j también 0.

xj = fj (px0, pz, yj0), eliminando tres variables para poder representarlo en el plano, nos queda zj (pz). Es decir, la cantidad demandada del bien z por parte del consumidor j depende del precio de bien z.

  • Si está pendiente es positiva, es decir; si al aumentar el precio del bien z, aumenta la demanda del bien x, hablamos de un bien sustitutivo bruto.

Ejemplo. La margarina y la mantequilla. Al aumentar el precio de la margarina, bien z, aumentara el precio de la mantequilla, bien x, ya que se le pueden dar los mismos usos y el consumidor compraría el más barato.

  • Si la pendiente es negativa, es decir; si al aumentar el precio del bien z, disminuye la cantidad demandada del bien x, hablamos de un bien complementario bruto.

Ejemplo. Los coches y la gasolina. Si aumenta el precio de la gasolina, bien z, disminuirá la demanda de los coches, bien x.

A priori no se pueden clasificar pares de bienes, pues depende del uso que le de el consumidor. Si un consumidor utiliza la gasolina para una motosierra y no para el coche, en ese caso, la gasolina y los coches no son bienes complementarios –ahí, bienes complementarios lo sería la gasolina y las motosierras-. Por lo tanto, en este ejemplo, la gasolina y los coches serian bienes independientes.

Y en estos bienes, en los independientes, diríamos que la pendiente de la curva de demanda-precio sería igual a cero.

  • Curva de demanda-renta. Asignamos valores a los precios de los bienes.

Volvamos a la función inicial Xj = fj (px, pz, Yj). Y demos valores a los bienes x y z. Aquí, la variable independiente seria la renta del consumidor Yj.

Xj = fj (px0, pz0, Yj), donde, eliminando las tres variables, nos queda R (Yj), lo que nos indica como varia la cantidad demandada del bien x cuando varia su renta, permaneciendo el precio de los bien x y z constantes.

En este caso, si la pendiente de la función demanda-renta es positiva, hablamos de un bien normal. Y si la pendiente es negativa, hablamos de un bien inferior.

Si la pendiente de la curva de demanda-renta es cero, quiere decir que una variación del nivel de renta del consumidor no afecta a la cantidad demandada del bien x; la función de demanda del bien no depende del nivel de renta.

Igualmente, no podemos clasificar de primera un bien como normal o inferior, pues depende de las preferencias concretas y del nivel de renta del consumidor. Para unos puede ser un bien normal, para otros un bien inferior. Pero además, para un mismo consumidor un bien puede comportarse como normal hasta alcanzar un determinado nivel de renta y a partir de este pasar a comportarse con un bien inferior.

Ejemplo. La mortadela para comer en bocadillo puede ser un bien normal para niveles de renta bajos, de manera que cuanta más renta tenga el consumidor, mas mortadela consumirá (bien normal). Pero puede llegar un punto en que el nivel de renta del consumidor sea tan elevado, que prescinda de la mortadela y empiece a consumir jamón serrano. Por lo tanto, la cantidad demandada de mortadela por parte de este consumidor disminuirá alcanzado cierto nivel de renta (bien inferior).

 

Fuente: Introducción al análisis microeconómico de Félix Ibáñez Blanco, McGraw Hill. Gráfico: elaboración propia