La Seguridad Social y su financiación. Líneas de actuación

La Seguridad Social y su financiación. Líneas de actuación

LA SEGURIDAD SOCIAL Y SU FINANCIACION. CRITERIOS ALTERNATIVOS

Líneas de actuación de la Seguridad Social en España

Las pensiones de jubilación

·         Justificación de los programas de gasto público en pensiones

·         Aspectos básicos de los programas de pensiones de la Seguridad Social

·         Efectos de la Seguridad Social

·         El sistema de pensiones de la Seguridad Social en España

El subsidio de desempleo

·         Consideraciones de eficiencia y de equidad

·         El subsidio de desempleo en España

Programas de mantenimiento de rentas

 

ActivoEntradaSTOP /PROFITResultado
5/12/18
VENTA: 11.242
S:11.330
TP: 11.032
+210
15/11/18
VENTA: 9050
S: 9286
TP: 8664
+386
22/10/18
VENTA: 8828
S: 8890
TP: 8635
-62
24/10/18
VENTA: 7132
S: 7214 TP: 6951
+181
22/10/18
VENTA: 2758
S: 2783 TP: 2719
+39
22/10/18
VENTA: 25302
S: 25643
TP: 25046
+256
22/10/18
VENTA: 3209
S: 3294
TP: 3097
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 5.14
S: 5.26
TP: 5
+140
22/10/18
VENTA: 8905
S: 9031
TP: 8778
+82
17/10/18
VENTA: 9.064
S: 9.181
TP: 8839
+225
3/9/18
VENTA: 9400
S: 9500
TP: 9201
+199
10/9/18
VENTA: 9.271
S: 9300
TP: 9121
-29
10/9/18
COMPRA: 22.478

S: EN ENTRADA
TP: 23.019
+541
10/9/18
COMPRA: 7.411

S:7.384
TP: 7.480
+69
10/9/18
VENTA: 12.008
S:12.043
TP: 11.906
+102
10/9/18
COMPRA: 1.16180

S: 1.16060 TP: 1.16500
+32

 

La Seguridad Social, que nació con la finalidad de proporcionar recursos a las personas carentes de rentas por su situación personal, ha ido adquiriendo una importancia creciente en las sociedades desarrolladas. Y esto no solo desde el punto de vista cuantitativo, sino también por la relevancia de sus actuaciones, que se proponen evitar que las personas aquejadas por algún hecho lamentable imprevisto (pérdida de empleo, enfermedad, muerte, accidente, etc) se vean abocados a una situación de penuria económica por la pérdida de su principal fuente de ingresos.

En las últimas décadas, el tema de la Seguridad Social ha recuperado, no obstante, un especial protagonismo en los países más avanzados por las dudas existentes sobre la viabilidad futura del sistema. El aumento de la población protegida y de la esperanza de vida, la disminución de las tasas de natalidad, las elevadas tasas de paro y los problemas que están encontrando muchas economías para generar empleo, son algunos de los factores que llevan a muchos a pensar que, en ausencia de cambios significativos, el sistema de la Seguridad Social se enfrentara en el futuro a graves problemas para poder cumplir sus compromisos.

LINEAS DE ACTUACION DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN ESPAÑA

En España, son tres, principalmente, las líneas de actuación de la Seguridad Social: las prestaciones económicas, la asistencia sanitaria y los servicios sociales. De todas ellas la más importante en términos cuantitativos es la primera, seguida de la Sanidad y de los programas sociales. En las prestaciones económicas pueden distinguirse, a su vez, entre las pensiones (de jubilación, viudedad, orfandad, invalidez, etc), el seguro de desempleo y los programas de incapacidad laboral temporal.

Entre estas prestaciones económicas, las que tienen un mayor peso relativo en España son las pensiones, que en 2016 se han presupuestado un 11,65% del PIB, y que pueden definirse como prestaciones eocnomicas periódicas que se proponen sustituir, cuando menos parcialmente, la perdida por el trabajador de su capacidad para generar ingresos mediante el trabajo. Entre las pensiones, las que absorben un mayor gasto público de esta naturaleza son las de jubilación, que en 2016 suponían el 69,94% del gasto total en pensiones, y que tienen como objetivo garantizar a los individuos que por su edad han dejado de trabajar cierto nivel de rentas que les compensen por las rentas salariales que han dejado de percibir. Adicionalmente, con la pensiones de viudedad, orfandad o a favor de familiares, que en 2016 ascendieron en conjunto al 19.09% del total, se pretende mantener la renta de la familia tras el fallecimiento de uno de los cónyuges. En último término, las pensiones de incapacidad permanente, cuya importancia en 2016 dentro del total del gasto en pensiones se estima en el 10,97%, y que tienen como finalidad sustituir las rentas de las personas que han quedado incapacitadas para trabajar por causa de accidente, enfermedad u otras razones.

Por su parte, los programas de incapacidad laboral temporal se proponen sustituir las rentas de los individuos que han quedado incapacitados temporalmente para el trabajo. Una vez finalizado el periodo establecido, los beneficiarios se incorporan al mundo laboral o se les concede la incapacidad permanente y la pensión correspondiente.

La gestión de las pensiones públicas y de los programas de incapacidad laboral temporal corre a cargo de la Seguridad Social y, en el caso de los funcionarios públicos, de las Mutualidades de Funcionarios.

Finalmente, las prestaciones por el seguro de desempleo tratan de sustituir a las rentas que dejan de obtener los individuos que pierden su puesto de trabajo.

Todos los programas de prestaciones económicas expuestos hasta aquí son conocidos normalmente como programas de sustitución de rentas y, en ocasiones también, como programas de cobertura social o seguros sociales. Junto al hecho de que tratan de sustituir las rentas laborales que los individuos dejen de percibir por las causas ya enunciadas, todos ellos comparten dos rasgos adicionales; uno, que, salvo en los niveles no contributivos, a los que nos referiremos más adelante, para acceder a sus beneficios se necesita haber realizado el pago de las correspondientes cotizaciones sociales, y otro, que la participación en ellos es obligatoria tanto para los trabajadores como para los empresarios.

Además de los programas de la Seguridad Social que acabamos de señala, en España existen otros que, aun estando al margen de la Seguridad Social, se encuadran en el ámbito de las prestaciones sociales: los programas de lucha contra la pobreza y los programas de asistencia social (y entre ellos los salarios de integración) gestionados por las Comunidades Autónomas.