El desempleo en el modelo clásico

El desempleo en el modelo clásico

Click Here
VER TEMARIO COMPLETO DE MACROECONOMÍA

Click Here
VER TODAS LAS ASIGNATURAS DEL "GRADO EN ECONOMÍA"

Un importante defecto del modelo clásico es que no explica por que aumenta el desempleo durante las recesiones. De hecho, en el sencillo modelo clásico o de oferta y demanda del mercado de trabajo, el desempleo es literalmente cero; todo el que quiere trabajar al salario que equilibra el mercado encuentra trabajo. Naturalmente, en la realidad el desempleo nunca es cero.

La principal modificación que introducen en el sencillo modelo de oferta y demanda del mercado de trabajo es abandonar el supuesto implícito de que todos los trabajadores y los puestos de trabajo son iguales. En el mundo real, los trabajadores se diferencian, entre otras cosas, por su capacidad, sus cualificaciones y sus intereses. Como los trabajadores y los puestos de trabajo varian ambos en tantos aspectos, su emparejamiento no es inmediato y gratuito, sino que lleva tiempo y tiene costes. El hecho de que una persona que ha perdido el empleo o que acaba de entrar en la población activa deba dedicar tiempo y esfuerzo a encontrar otro trabajo ayuda a explicar por que siempre hay algunas pesonas desempladas.

Algunos economistas clásicos sugieren que las diferencias entre los trabajadores y entre los puestos de trabajo explican no solo por que la tasa de desempleo siempre es mayor que cero sino también por que aumenta tanto en las recesiones. Sostienen que las perturbaciones de la productividad y otras perturbaciones macroeconómicas que provocan recesiones también aumentan a menudo el grado de desajuste entre los trabajadores y las empresas. Una grave perturbación nefativa de la productividad podría afectar, pues ,a los diversos sectores y regiones de un país de forma fistinta; podría destruir empleo en unos sectores y crear nuevas oportunidades en otros. Por ejemplo, una perturbación de los precios del petróleo eliminaría empleo en las industrias intensivas en energía, pero crearía nuevas oportunidades en las que ofrecen energía o que consumen poca.

Tras una perturbación de ese tipo, los trabajadores de las industrial y las regiones en las que la demanda de trabajo ha disminuido se ven obligados a buscar trabajo en otras, lo cual eleva el componente friccional del desempleo. Algunos de estos trabajadores observan que sus cualificaciones no se ajustan a las que necesitan las industrial cuya demanda de trabajo esta creciendo; estos trabajadores pueden convertirse en desempleados cronicos, elevando el desempleo estructural. Como hay muychos trabajadores desempleados buscando trabajo y como la creación de empleo lleva tiempo, es probable que aumente el tiempo necesario para encontrar otro trabajo. Por todas estas razones, una perturbacio nnegativa de la productividad puede elevar el desempleo y reducir la producción y el empleo. Observese que este aumento predicho del desempleo friccional y estructural durante las recesiones es lo mismo que un aumento de la tasa natural de desempleo (la suma de la tasa de desempleo friccional y la estructural).

Podemos concluir que, un aumento del desajuste entre los trabajadores y los puestos de trabajo no puede exlicar todo el aumento que experimenta el desempleo durante las recesiones. Una gran parte de se aumento consiste en suspensiones temporales de empleo; muchos trabajadores que son suspendidos temporalmente de empleo, en lugar de buscar otro trabajo, esperan simplemente a que su empresa vuelva a llamarlos. Además, si en las recesiones aumentara el desajuste en el mercado de trabajo, seria de esperar que se anunciaran mas vacantes y ofertas de empleo, cuando, en realidad, en las recesiones disminuyen tanto las vacantes como el empleo creado. Sin embargo, a pesar de estas objeciones, los economistas generalmente están de acuerdo en que la reasignación dinámica de los trabajadores de los sectores en declive a los sectores en expansión es una importante causa del desempleo.

La modificación del modelo clásico para tener en cuenta el desmepleo no altera la ideda clásica de que la política fiscal no debe utilizarse activamente para luchar contra las recesiones. Los economistas clásicos señalan que un aumento de la demanda agregada de bienes (incrementando las compras del Estado, por ejemplo), no resuelve directamente el problema del desempleo provocado por el desajuste que existe a escala microeconómica entre los trabajadores y los puestos de trabajo. Según la teoría clásica, es mejor eliminar las barreras al ajuste del mercado de trabajo, como los elevados salarios minimo legales que expulsan a los trabajadores poco cualificados del mercado de trabajo o las reglamentaciones onerosas que elevan los costes que tiene para las empresas la contratación de mas trabajadores.

Fuente: Macroeconomía, 4ª Edición, de Andrew B. Abel y Ben S. Bernanke

Click Here
VER TEMARIO COMPLETO DE MACROECONOMÍA

Click Here
VER TODAS LAS ASIGNATURAS DEL "GRADO EN ECONOMÍA"

1 comentario

Comments are closed.