Mercados internacionales de capital: Euromercados

Mercados internacionales de capital: Euromercados

Historia Económica Mundial
Historia económica y desarrollo económico
La invención de la agricultura y las sociedades de la antiguedad
Expansión y crisis en la Europa moderna
La Edad Media: bases de la expansión europea
El mundo en vísperas de la Revolución Industrial
La Revolución Industrial
La difusión de la indsutrialización
Segunda Revolución Industrial y globalización
PREGUNTAS RESUELTAS. 100 preguntas para el exámen. UNED
TEST CON SOLUCIONES. Temas 1-5

 

LOS MERCADOS INTERNACIONALES DE CAPITAL.


EUROMERCADOS
• Características y funciones.
• Nacimiento y expansión de los euromercados.
• Principales segmentos de los euromercados.

o Mercado interbancario
o Préstamos sindicados
o Eurobonos
o Euronotas y papel comercial

 

Euromercados. Características y funciones.
• Un dólar en Estados Unidos es un dólar, mientras que en Tokio es un eurodólar.
• Mercados al por mayor. Las sumas negociadas son por lo menos de un millón de dólares.
• Operadores importantes: bancos privados, bancos centrales, grandes empresas, inversores institucionales, grandes fortunas mundiales.
• Mercados monetarios, en los que privan las operaciones a corto plazo que nunca superar el año.
• Universalidad. Los principales centros se encuentran en zonas geográficamente muy distintas.
• Enorme importancia de las transacciones interbancarias; más de dos tercios de las operaciones totales lo son.
Los euromercados:
• Ajustan. Porque permiten colocar los excedentes de un intermediario y obtener financiación para operaciones ya vencidas.
• Transiferen. Porque permiten que los prestamistas se deshagan de parte de su activo.
• Distribuyen. Porque equilibran ofertas y demandas, en la misma moneda o en moneda distinta.

Se empieza a hablar de los Euromercados a partir de la Segunda Guerra Mundial.
En los años cincuenta, especialmente en Europa occidental, se decreta la convertibilidad externa de las principales monedas, se suavizan las normas sobre la actividad bancaria en divisas y desaparecen las restricciones para las operaciones en divisas de no residentes. Las puertas normativas del euromercado se abren.

En los años sesenta, las dificultades de la balanza de pagos norteamericana van a dar paso a una seria de disposiciones que potenciaran esos mercados externos. Con objeto de frenar las salidas de capital, el Gobierno norteamericano aprueba un conjunto de normas encaminadas a conseguir ese objetivo.

Principales segmentos de los euromercados.
Las fronteras de los euromercados no están claramente definidas, debido a su capacidad innovadora.

• El mercado interbancario.


Es el más importante de todos los que componen el euromercado. Dos tercios de las transacciones totales son depósitos interbancarios. Son depósitos en moneda distinta a la del país en que radica el intermediario.
Esos depósitos tendrán su contrapartida en saldos situados en el territorio de la moneda nacional. Cuando un banco español efectúa un depósito en dólares, en un banco inglés, está haciendo uso de un depósito en banco norteamericano.
Las transacciones interbancarias toman generalmente la forma de:

• Depósitos a plazo. Plazos muy cortos.
• Certificados de depósito. Instrumentos negociables que reflejan la existencia de un depósito efectuado en determinadas condiciones de interés y plazo. Para estos, existe un mercado secundario que les otorga liquidez inmediata, por ello, su remuneración es menos.
El mercado interbancario es la base de los euromercados, porque, a su través, se efectúan la mayor parte de las financiaciones y porque, además, permite la gestión de activo y pasivo de las entidades que en ellos operan.
Un eurobanco mantiene la mayor parte de su activo en forma de depósitos interbancarios y adquiere la mayor parte de su pasivo de esos mercados; de ahí la importancia capital de los mismos.

El tipo medio al que se ofrecen los depósitos en el mercado interbancario constituye la base de cálculo primera para determinar el coste de los créditos.
Los tipos de interés existentes en los euromercados y los que rigen los mercados nacionales se relacionan, dado que en los mercados nacionales constituyen en cada momento los límites entre los que pueden moverte los euromercados. Si los euromercados ofreciesen dinero a un coste superior al de los mercados nacionales, ningún prestatario recurriría a ellos; si los depósitos, en los euromercados, estuviesen retribuidos por debajo de los nacionales ocurriría lo mismo, puesto que las garantías que ofrece el mercado externo son menos que las del interno. Recordemos que en los euromercados no existe seguro de depósitos. Naturalmente, el arbitraje tiene a aproximar los tipos, tanto más cuanto menos regulado este el correspondiente mercado nacional.

ActivoEntradaSTOP /PROFITResultado
15/11/18
VENTA: 9050
S: 9286
TP: 8664
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 8828
S: 8890
TP: 8635
-62
24/10/18
VENTA: 7132
S: 7214 TP: 6951
+181
22/10/18
VENTA: 2758
S: 2783 TP: 2719
+39
22/10/18
VENTA: 25302
S: 25643
TP: 25046
+256
22/10/18
VENTA: 3209
S: 3294
TP: 3097
EN MERCADO
22/10/18
VENTA: 5.14
S: 5.26
TP: 5
+140
22/10/18
VENTA: 8905
S: 9031
TP: 8778
+82
17/10/18
VENTA: 9.064
S: 9.181
TP: 8839
+225
3/9/18
VENTA: 9400
S: 9500
TP: 9201
+199
10/9/18
VENTA: 9.271
S: 9300
TP: 9121
-29
10/9/18
COMPRA: 22.478

S: EN ENTRADA
TP: 23.019
+541
10/9/18
COMPRA: 7.411

S:7.384
TP: 7.480
+69
10/9/18
VENTA: 12.008
S:12.043
TP: 11.906
+102
13/9/18
COMPRA: 11.047
S: 10.750TP: 11.973
EN MERCADO
10/9/18
COMPRA: 1.16180

S: 1.16060 TP: 1.16500
+32

Un depósito cualquiera en los euromercados interbancarios será objeto, normalmente, de nuevos depósitos. Los bancos de mayor renombre internacional son los que, normalmente, recibirán las primeras entregas porque el depositante buscara la garantía de la marca. Los bancos de segunda fila tendrás que nutrirse, para sus operaciones, de depósitos ya existentes y con un coste superior.

La importancia del mercado interbancario se debe a:
• La necesidad de rentabilizar velozmente los saldos hasta encontrar un destinatario final.
• Al interés de los intermediarios financieros por mantener una presencia activa en los mercados, es decir, por aparecer en ambo lados de las operaciones.

• Préstamos sindicados.


Sindicar un préstamo consiste en dividirlo entre varios prestamistas. Es el producto que mejor se ajusta a sumar elevadas y largos periodos de amortización. Es la forma habitual utilizada en los euromercados para financiera a prestatarios públicos o grandes empresas.

La sindicación presenta dos ventajas:
• Diversifica los riesgos de los intermediarios.
• Enlaza el mercado monetario con el de capitales a través del procedimiento roll-over.

Un préstamo a 10 años se divide en múltiples préstamos a corto plazo e interés variables, salvo que en circunstancias excepcionales, se renovaran automáticamente. Por ejemplo, se puede articular las operaciones sobre la base de un tipo de referencia a seis meses, lo que significa que cada seis meses los prestamistas pueden refinanciarse en el mercado interbancario y que, con el vencimiento de cada plazo, el coste del préstamo se modificara de acuerdo con la formula pactada. Si se trata de LIBOR + spread, el prestatario deberá abonar, en cada periodo, el tipo de interbancario del mercado de Londres más una cantidad adicional que cubra los beneficios de los bancos prestamistas y la prima de riesgo correspondiente. Ese diferencial puede variar a lo largo de la vida del préstamo si así se ha pactado en el contrato.

En los préstamos sindicados existe un director o gerente o varios directores. Se trata del banco o bancos que determinan las condiciones de la operación y sindican el préstamo. Antes de que se configure el sindicato, los prestamos pueden estar asegurados o tratados con el máximo interés (best efforts). El prestatario también deberá hacer frente a una seria de comisiones que se repartirán entre los integrantes del sindicato.

Un elemento adicional de los prestamos sindicados es la cláusula multidivisa, en virtud de la cual el prestatario tiene derecho a elegir la divisa para cada uno de los periodos, lo que le permitirá, en cada momento, elegir el riesgo de cambio que le parezca menor.

Cuando la operación está cerrada, y por razones de prestigio, los bancos sindicados, generalmente con la anuencia previa del prestatario, suelen publicar, en medios de comunicación, un anuncio en el que se da cuenta del volumen del préstamo, de la entidad prestataria y de los bancos que se han sindicado, especificando, además, el papel que a cada uno de ellos le ha correspondido. Ese anuncio recibe el nombre de lapida. Sirve entre otras cosas para asentar la presencia de los bancos en el mercado de préstamos sindicados y para obtener nuevos clientes.

En los últimos años, el crecimiento de los prestamos sindicados viene, en el mundo desarrollado, de la mano del sector privado no bancario. Las fusiones y adquisiciones de numerosas grandes empresas han acaparado buena parte de estos fondos desde 1991. Hay que señalar que a consecuencias de la crisis de 2007, los préstamos sindicados, pasaros de 2,8 billones de dólares en 2007 a 0.9 billones en 2009. La principal razón: que las grandes fusiones y adquisiciones, muchas veces de carácter hostil, han dejado paso a los prestamos encaminados a desarrollar las empresas.
Los préstamos sindicados cuentan con un mercado secundario que tiene su raíz fundamental en la crisis de la deuda soberana iniciada a partir de 1982.

• El mercado de eurobonos


Los bonos son instrumentos representativos de deuda a medio y largo plazo y, consecuentemente, con vencimiento superior a un año. Reciben el nombre de eurobonos aquellos títulos que se colocan, simultáneamente, en al menos dos mercados distintos, que se denominan en moneda diferente a la del país emisor y que se distribuyen generalmente a través de un sindicato de instituciones financieras de varios países. Se trata de mercados externos y mucho menos regulados que cualquiera de los nacionales.

Esa menor regulación permite explicar dos características que los hacen atractivos para los inversores:
• Se trata, en su mayoría, de títulos al portador y, por lo general, están libres de impuestos
• Permiten conservar el anonimato.
Los eurobonos presentan diferentes modalidades:
• A tipo fijo. Rentabilidad predeterminada que, normalmente, se percibe por años.
• Tipo variable. La rentabilidad se basa en un tipo de referencia, que puede perfectamente ser el LIBOR a un plazo determinado más un diferencial. Los bonos de interés variable reproducen la técnica del préstamo sindicado y ligan el mercado monetario con el de capitales.
• Bonos convertibles. Lo son cuando el emisor cuenta con la posibilidad de cambiarlos por otros títulos, generalmente acciones de la entidad emisora.
• Bonos con Warrants. El tenedor del título puede optar por adquirir acciones del emisor o por vender, por separado, los warrants.
• Bonos de cupón cero. No existe interés explicito, puesto que la rentabilidad viene dada por la diferencia existente entre el valor de amortización y el de emisión.

Es posible emitir bonos de modalidad distinta -capacidad innovadora de los euromercados-.

Existe una amplia gama de emisores de eurobonos. Los organismos internacionales suelen utilizar esa vía de financiación, y muy en especial el Banco Mundial, puesto que prefiere diversificar sus fuentes de financiación y las monedas en las que se endeuda. Las empresas multinacionales son también clientes habituales de ese mercado. En los últimos años, como señala el Banco Internacional de Pagos de Basilea, se observa una notable presencia del sector público de los países occidentales en busca de la globalización de su deuda. En este caso el atractivo mayor de los mercados consiste en su amplitud y liquidez, de un lado, y en la variedad de técnicas que se pueden emplear.

Razones por las que invertir. Los inversores privados buscan el anonimato. Otros la rentabilidad y liquidez de los títulos. Las multinacionales utilizan los eurobonos para optimizar la gestión de sus recursos financieros. Oreos participantes, como los Bancos Centrales, persiguen la mejor colocación de sus reservas internacionales dada la garantía que suelen mostrar los emisores.

Los bonos suelen estar calificados por una agencia de renombre internacional, y la colocación se realiza a través de un sindicato de instituciones financieras. Ese sindicato estará encabezado por uno o varios managers, encargados de precisar los términos y organizar toda la colocación, y compuesto, además, por toda una serie de entidades aseguradoras que garantizaran el éxito de la emisión.
A veces las fronteras entre euromercados y mercados nacionales de bonos se difuminan porque el producto recurre a los dos mercados. Tal es el caso de los bonos globales, lanzados por primera vez por el Banco Mundial en 1989. Esos bonos combinan las características de los mercados nacionales (deben inscribirse en un registro) con las de los euromercados (tipos de comisiones aplicadas). Denominados en dólares, su distribución es mundial y pueden ser liquidados a través de los sistemas de compensación nacionales o de los específicos del euromercados: Euroclear y Clearstream. Ofrecen la ventaja para el emisor de poder alcanzar múltiples mercados y de su menos coste -los inversores aceptan rentabilidades menores a cambio de mayor liquidez-, pero solo pueden emitirlos instituciones muy conocidas.

Los eurobonos cuentan con un gran mercado secundario que les confiere liquidez. El saldo vivo de eurobonos y euronotas supero, en dicieimbre de 2009, los 26 billones de dólares y su mercado goza de enorme transparencia: los precios de las diferentes emisiones aparecen diariamente en toda una seria de publicaciones especializadas (Financial Times, Wall Street Journal). La compensación y liquidez se efectúa, mayormente, a través de Euroclear y Clearstream.

Normalmente, las operaciones en el mercado secundario no implican movimientos físicos de los títulos, que permanecen depositados en toda una serie de instituciones financieras que pueden encontrarse muy distantes geográficamente; la transmisión de la propiedad se lleva a cabio por medio de anotaciones en cuenta y mediante procedimientos informatizados.

Euronotas y europapel comercial


El segmento a corto plazo de los euromercados estuvo, hasta hace pocos años, dominado por las euronotas (NIF). Son programas de financiación a medio y largo plazo instrumentados a través de sucesivas emisiones de pagares a corto; programas titulizados, en suma, puesto que los inversores occidentales prefieren los títulos-valores negociables.

Los programadas de NIF no se aseguran, de forma que los bancos colocadores solamente se comprometen a esforzarse por colocar el papel. Cuando la colocación está asegurada, el programa recibe el nombre de RUF.

Los RUF presentan una serie de ventajas para los prestatarios:
• Flexibilidad. Puesto que pueden tomar prestado, amortizar, volver a tomar prestado, etc.
• Menores costos, puesto que al tratarse de pagares a corto negociables, los inversores aceptan tipos de interés más bajo.
• Diversificación de fuentes de recursos, dado que los inversores pueden no coincidir con los tomadores de las euronotas.

Las notas pueden incorporar un tipo de interés variables, referenciado por ejemplo sobre el LIBOR, o emitirse al descuento. Implican, para el prestamista, el pago de una serie de comisiones entre las que destacan las de organización (front-end) y las de aseguramiento (underwriting).
Los procedimientos de colocación son múltiples. Las notas pueden colocarse a través de diversas entidades, que se distribuirán las comisiones, utilizando una sola entidad o mediante subasta.

Por lo que a los prestatarios se refiere, se trata normalmente de prestarios de primera fila: gobiernos y entidades publicas de países OCDE o bien grandes empresas, norteamericanas y europeas, de reconocido prestigio.

Las emisiones a corto que en la actualidad más se prodigan son las de europapel comercial y las de euronotas a medio plazo.

El europapel comercial es simplemente un pagare al portador que emiten los prestatarios mas diversos. Suelen emitirse a plazos de 45/60 días y a tipo fijo, explicito o al descuento. Los emisores habituales son las entidades públicas y bancos centrales de países OCDE, las grandes empresas y los bancos comerciales. Del lado de los inversores figuran también las entidades públicas y los bancos centrales, los inversores institucionales, los bancos comerciales y, en el caso de emisiones con nominal bajo, los ahorradores particulares.
Las euronotas y el europapel comercial, generalmente, no son rescatables antes de su vencimiento.

 

Correspondiente al libro “Economía Mundial” de McGraw-Hill. UNED