Criterio basado en el principio de contraprestación

Criterio basado en el principio de contraprestación

Este criterio se aplica únicamente a las operaciones no financieras.

Desde una perspectiva jurídica, las operaciones publicas se dividen en dos grupos:

  • Unilaterales. Son operaciones que implican un flujo de gastos e ingresos sin contraprestación alguna. Se denominan transferencias. Pueden ser positivas (del SP a las familias o empresas) o negativas (del sector privado al SP).
  • Bilaterales. Son flujos de ingresos y gastos a los que corresponde algún tipo de prestación, de las que pueden ser operaciones reales y no reales. Las operaciones reales son siempre bilaterales y en ellas la contraprestación es un bien o factor productivo. Si esta contraprestación no es un bien o un factor entonces es bilateral pero no real.

Los términos unilateral y bilateral no son incompatibles, sino que complementarios.

Entre las transacciones bilaterales, tenemos:

  • Operaciones corrientes por cuenta de renta
    • Gastos corrientes en bienes y servicios.
    • Venta de servicios por el sector de AAPP.
  • Operaciones por cuenta de capital
    • Formación bruta de capital.

Entre las transacciones unilaterales, tenemos:

  • Operaciones por cuenta de renta
    • Transferencias positivas
      • Intereses de deuda publica
      • Transferencias a empresas, familias, resto del mundo
    • Transferencias negativas
      • Impuestos
      • Otras transferencias corrientes del interior
      • Transferencias del exterior
  • Operaciones por cuenta de capital
    • Transferencias positivas
      • Transferencias de capital a los demás sectores
      • Prestamos
    • Transferencias negativas
      • Impuestos sobre el capital
      • Otras transferencias del interior
      • Transferencias del exterior
    • Fuente: UNED