La unidad contribuyente

La unidad contribuyente

GRADO EN ECONOMÍA POR 2.700€ Grado completo Online

SOLICITAR INFORMACIÓN 

Grado en Economía   Economía Pública | Ingresos Públicos


Se puede someter a imposición al individuo o a la familia.

Tributación Sujeto pasivo Base imponible Uso
Familiar Familia Suma de todas las rentas percibidas por sus miembros Predominante hasta los años 60
Individual Individuo Rentas individuales incluida la parte de las rentas comunes de la familia que le sea imputable Predominante a partir de los 80 (liberalización de la mujer en el mercado laboral)

En ambos casos de tributación, la capacidad de pago de la unidad contribuyente se gradúa al número de personas que la componen, y se define en función inversa del número de personal dependientes de la unidad, de tal modo que la carga tributaria desciende a medida que ese número aumenta. En la práctica esta graduación suele realizarse mediante reducciones impositivas que operan o bien en la base imponible, o bien en la cuota impositiva.

Tributación familiar: vías de tratamiento de la renta

La tributación familiar, al implicar un menor número de declaraciones, es más económica de administrar que la individual. Además, limita las posibildades de elusión fiscal.

Problemas de la tributación familiar

  1. Si el impuesto es progresivo, las deudas tributarias individuales serán inferiores a la deuda tributaria conjunta (éstas se suman para calcular el impuesto).
  2. La tributación conjunta en un gravamen progresivo sobre la renta puede generar una ineficiencia en el mercado de trabajo. La suma de rentas en el cálculo del impuesto entraña que el primer euro de la renta bruta ganada por el segundo perceptor del hogar resulte gravado al tipo marginal de gravamen aplicable al último euro ganado por el perceptor principal (más elevado). Esto puede provocar que el segundo perceptor renuncie a participar en el mercado de trabajo. Esto sucede sobre todo en las familias con bajas rentas.

Medidas correctoras

  1. Las técnicas de promediación de rentas, en sus tres variantes:
    1. Splitting (fraccionamiento):
      1. Se divide la renta de la familia por dos.
      2. Se aplica el tipo correspondiente.
      3. Se multiplica la cuota resultante por dos.
    2. Quotient familier (cociente familiar):
      1. Se divide la renta de la familia por el número de miembros de la familia.
      2. Se aplica una tarifa al resultado.
      3. Se multiplica la cuota por el número, ponderado, de miembros de la familia.
    3. Quotient conjugal (cociente conyugal): si uno de los cónyuges no obtiene rentas laborales, una parte de la renta del contribuyente (el 30% en ese país) puede atribuirse al otro cónyuge, de tal forma que las rentas de ambos pasan a gravarse por separado de acuerdo con la tarifa de tipos impositivos.
  2. El sistema de acumulación parcial, que consiste en sumar a la renta del perceptor que más renta obtiene un determinado porcentaje, fijado arbitrariamente, de las rentas de los demás perceptores, quedando así el resto libre de tributación.
  3. El sistema de tarifas diferentes, que se adapta al criterio acumulativo, pero con la particularidad de fijar tarifas diferentes, en sentido descendente, según la situación familiar (tarifas distintas para contribuyentes solteros, con cargas familiares…).
  4. La exclusión de la renta del segundo perceptor para calcular el tipo medio de gravamen, pero aplicando luego dicho tipo medio a la renta agregada de ambos.

Tributación individual

Puede resultar ventajosa para las familias en las que ambos cónyuges obtienen retribuciones similares.

Puede incentivar al cónyuge inactivo a participar en el mercado de trabajo, en la medida en que su renta será sometida a tipos marginales de gravamen más reducidos que en la opción familiar.

Los gobiernos pueden tratar de igualar la carga tributaria de las pareja con idéntica renta total pero diferente distribución de las retribuciones entre los cónyuges recurriendo a deducciones y/o créditos de impuesto especiales que pueden ser transferibles entre ambos.

Problemas de la tributación individual

  1. Mayores costes administrativos (más declaraciones).
  2. Mayores posibilidades de elusión fiscal.
  3. Mayores posibilidades de trasvases de rentas (rentas no laborales) hacia los miembros de la familia sin o con menores ingresos, con la consiguiente merma de la progresividad del impuesto. Si la Administración atribuye parcial o totalmente las rentas no laborales al cónyuge con mayores ingresos, aparte de aumentar la complejidad del gravamen, podría también propiciar arbitrariamente que éste acabase pagando impuestos por una renta no controlada por él.

En conclusión, en la elección de la unidad contribuyente del impuesto sobre la renta debe existir un equilibrio entre los aspectos de equidad y de atribución de rentas, por un lado, y la necesidad de facilitar incentivos laborales al segundo perceptor y no distorsionar las decisiones matrimoniales, por otro.

Fuente: resumen de teoría de los ingresos públicos, de José Ramón Galeano Gil, UNED

Click Here
VER TODAS LAS ASIGNATURAS DEL "GRADO EN ECONOMÍA"